PALMARÉS

LUZ EN FINANDIA

COPPOLA

 

 
   
   
   
   
  INFORME PREVIO  
   
  
   


    SEMANA INTERNACIONAL DE CINE DE VALLADOLID
                                           - 60 edición -
                                                      del 24 al 31 de octubre 2015

 
 

Luz del Norte: Focus on Finland

Por Fernando Rodríguez Tapia


Finlandia ha sido el país protagonista de la “60 Semana Internacional de Cine de Valladolid” con una presencia variada y destacable. Tanto en la “Sección Oficial” como en “Punto de Encuentro”, el país nórdico ha tenido  representación en largometrajes y cortometrajes, si bien el eje central ha sido la retrospectiva “Objetivo: Finlandia” que ha acercado al público vallisoletano una cinematografía generalmente ausente en nuestras pantallas. El ciclo organizado en colaboración con la “Finish Film Foundation” ha optado por un conjunto de títulos recientes en formato ficción y documental acompañado de una selección de películas clásicas para completar la visión global de un cine nacional que en el año 2017 cumplirá su centenario. Un total de veinte y cuatro títulos donde no han faltado las curiosidades (“Kovasikajuttu/El síndrome Punk”, 2012, Jukka Kärkkäinen y J-P Passi), las sorpresas (2 yötä aamuun, 2015, Mikko Mukarinen), el cine clásico ("Levoton Veri”, 1946, Teuvo Tulio), las cult movies (“Valkoinen Peura”, 1952, Erik Blomberg) y alguna conocida genialidad. La presencia finlandesa se ha visto reforzada por una mesa redonda, algún acto festivo y una publicación a modo de guía-catálogo que muestra algunas de las pautas y características principales del cine finlandés. A continuación comentamos algunas de las obras vistas durante estos días.


1.- "2 yötä aamuun/ 2 noches hasta la mañana" (2015) es una estimable película que narra las vicisitudes de un breve, fortuito e intenso encuentro entre una arquitecto francesa y un DJ finlandés en Vilna (Lituania). Sus protagonistas se ven abocados a romper sus barreras y sus miedos, a comunicar sus sentimientos más profundos, a desvelar sus actitudes más hipócritas y a transmitir las emociones que les definen como personas. Situación retratada por el cine en innumerables ocasiones pero que el director Mikko Mukarinen narra con solvencia, detalles interesantes, giros dramáticos bien integrados e interpretaciones convincentes.  Nos encontramos con una propuesta agradecida nunca resbaladiza ni atacada por el personalismo autoral bien defendida por las actuaciones de Marie-Josée Croze y Mikko Nousiainen.  El jurado de la sección Punto de Encuentro la ha galardonado como mejor película “por su modernidad al describir, con intensidad y equilibrio, el siempre complejo mundo de las relaciones humanas”. Una recompensa que puede ayudar al film para conseguir distribución en España.

2.- "Levoton Veri/Sangre Inquieta" (1946) es una obra desbocada en lo emocional, indefendible en lo argumental, abiertamente kistch (especialmente las interpretaciones), y repleta de soluciones formales que navegan entre el cine B y la estética contrastada aunque algo barroca del cine mudo. Su responsable fue Teuvo Tulio (1912-2000) un cineasta finlandés especializado en intensos dramas repletos de emociones al borde de lo permitido. Fue recuperado para el público actual por cineastas como Aki Kaurismaki. “Levoton Veri” (1946) se centra en el amor pasional de dos hermanas por el mismo hombre y las rocambolescas jugadas que el destino va poniendo en su camino. Un insólito dislate que curiosamente desvela una llamativa conexión con los delirios melodramáticos del cine de Pedro Almodovar. Como demuestra esta obra, Tulio ya los desarrollo con mayor fortuna y transgresión  muchos años antes en trabajos como éste. Valorable porque no deja indiferente.

3.- “Valkoinen Peura/El Reno Blanco” (1952). Singular producción de terror autóctono en escenarios nevados y ambientación lapona, donde se mezclan con indudable encanto el relato fantástico de descendencia mitológica, la brujería y la superstición en una historia que remite por lo demás al típico esquema de las películas de licantropía. En este caso, una mujer sufre una maldición que la condena a convertirse en un reno blanco que atrapa mortalmente a los hombres que se cruzan en su camino. Formalmente de estética naturalista podría verse como un insólito cruce entre el estilo documental de Flaherty y el cine de horror influido por los relatos de hadas. Dirigida por Erik Blomberg  puede verse como  un antecedente del posterior folk horror. Destacar la presencia de la actriz Mirjami Kuosmanen cuya imagen ha presidido el ciclo. Muy recomendable.


4.- " Kauas pilvet karkaavat/Nubes Pasajeras" (1996). Tragicomedia atemporal para los tiempos de crisis. Una de las mejores obras del genial Aki Kaurismaki. Las desdichas de Iona y Lauri son narradas con singular humanidad y delicada emoción resaltada por una puesta en escena minimalista y repleta de tonos pastel. Repleta de bellos momentos, situaciones divertidas, contenidos diálogos y una galería de insólitos personajes que recuerdan el mejor cine clásico. Una obra perdurable desde sus créditos iniciales de indudable sabor "negro" hasta su admirable clímax que seduce a todo tipo de público. Una delicia.

5.- “Kerron sinulle kaiken/Abrete a mí” (2013). Un filme centrado en una mujer  que siempre ha vivido en el cuerpo de un hombre  y ha cambiado definitivamente su vida al adoptar su verdadera personalidad. En su nueva existencia se enfrenta a los prejuicios sociales y familiares de su nueva identidad sexual al acercarse de manera especial a una serie de personas con diversos problemas. La visión optimista del director Simo Halinen no debilita la aspereza de este drama que trata con honestidad y respeto el siempre delicado asunto del transgénero. Algunas tramas secundarias desdibujan su recorrido, de todas formas bien cerrado. Un título que marca las pautas generales del cine que se suele apreciar en Seminci. Destacable labor interpretativa de Leea Klemola.

6.- “Lärjungen/El Discípulo” (2013). Cambiamos de época y escenario. Drama intimista de connotaciones simbólicas desarrollado en el verano de 1939 en una isla presidida por un faro. Allí acude el jovencísimo Karl a trabajar como ayudante del tiránico y opresor Hasselbond. El adolescente proveniente de un férreo orfanato entablará amistad y rivalidad con su hijo Gustaf e irá desvelando el secreto de la familia del farero. Un estudio intimista de los estrictos códigos que mueven la disciplina bajo los que se esconden las debilidades masculinas y las frustraciones humanas. Forzada en ocasiones, destaca su retrato de personajes y su entonada ambientación. El pasado documentalista de su directora Ulrika Bengts resulta palpable a lo largo del metraje.

7. - “He ovat Paenneet/Han escapado” (2014). Dos personajes en huida constante. Ella recluida en un reformatorio, él acude allí a realizar el servicio social tras desertar del ejercito. Ambos roban un coche e inician un viaje sin vuelta. Segunda película del director Jukka-Pekka Valkeapää que acoge las formas del cine de jóvenes rebeldes en fuga con aciertos y defectos, naufragando en su buscada presencia autoral resaltada en la captación de determinados momentos oníricos. Le falta lirismo dramático y le sobra cierta pose manierista que debilita precisamente algunas de sus mejores ideas. Por lo demás, la sordidez inesperada de su último tramo resulta excesiva y demasiado complaciente rompiendo un relato en todo momento dubitativo. Un trabajo fallido.

8.- “Mielensäpahoittaja/El Gruñón” (2014). Uno de los títulos más asequibles y convencionales de esta selección.  Comedia generacional con un viejo gruñón al que un inesperado accidente le obliga a ir del campo a la ciudad para realizar una terapia y de paso incordiar a sus familiares. Película divertida basada en la efectiva interpretación del actor Antti Litja (también protagonista de otro título recuperado en el ciclo: “Mies, joka ei osannut sanoa EI”, 1975, Risto Jarva) con un personaje tan terco como encantador que acaba empatizando con el público y su propia familia. Repleta de contrastes, situaciones cómicas y acertados diálogos, su director Dome Karukoski opta por la comedia ligera algo endulzada en su desenlace. Perfecto ejemplo de comedia comercial finlandesa perfectamente exportable que tuvo una importante repercusión en la taquilla nacional.


Por poner algún pero a esta interesante retrospectiva se ha echado en falta algún título de repercusión internacional  como “Jade Warrior” (Jadesoturi, 2006) o “Sauna” (2008) ambas dirigidas por AJ Annila, la conocida “Rare Exports” (2010) de Jalmari Helander o la comedia de ciencia ficción “Iron Sky” (2012) de Timo Vuorensola, títulos  que hubieran ofrecido  un contrapunto comercial a la interesante selección.  

 

 

 

 

seminci        sección cine        cylcultural.org

 

 
 
 
.