CASTAÑAZO ROCK –

29/10/2011 – CHANTADA (LUGO)

Gran festival de rock el que todos los años se organiza en Chantada, un pueblo de la provincia de Lugo, en el corazón de Galicia.

Aprovechando que íbamos a estar unos días por tierras gallegas a pasar el puente, decidimos parar en este festi para ver cómo se lo montan los gallegos a la hora de organizar una historia de rock y la verdad que salimos del pueblo impresionados de lo bien que había estado casi todo.

Para empezar el precio de las entradas, anticipadas a 10€ lo cual estaba de puta madre viendo el cartel de conciertos y actividades que había programado.

También es de agradecer que el festival está organizado por una asociación de chavales de pueblo y eso se nota en multitud de detalles que te hacen sentir como que estas en casa, pero sobre todo yo destacaría que para los de fuera habían habilitado un pabellón donde poder montar la tienda y estar a resguardo de posibles lluvias.

El recinto donde se realizan los conciertos está genial. Es el mercado ganadero de la localidad, un recinto techado donde entra muchísima gente, fácil de vallar para que no se cuele nadie y con aseos.


Las actividades de por la tarde se hacían en el mismo recinto y allí fuimos después de montar la tienda para darnos una vuelta viendo losxogos bravús y disfrutando de un magosto popular, que ricas las castañas y que bien venían porque empezaba a hacer un poco de fresco.

Después de ir de hacer un poco de turismo gastronómico por el pueblo llegamos justos a ver empezar al grupo húngaro Bohemian Betyards ya que nos habían hablado muy bien de ellos y la verdad que nos encantaron. Son unos chavales bastante jóvenes que lo dan todo sobre el escenario y que te hacen bailar desde el principio al fin del concierto, sobre todo viendo al violinista que no paró de moverse ni un momento. El estilo de este grupo es ska-punk, un rollo muy parecido al grupo italiano Talco.


Al terminar los húngaros les llegó el turno a los madrileños Habeas Corpus. Tenía curiosidad por ver qué tirón tenían en Galicia y la verdad que había bastante gente viéndoles. Canciones a destacar: “Perdimos la ocasión”, “Cada vez más odio”, “A las cosas por su nombre”, “La rabia y los sueños”, “Cómo se entiende lo que no se entiende” o “Distancia. Un concierto bastante reivindicativo con mensaje entre canción y canción que terminó con su típico pogo en el que separan al público en dos mitades en la canción “Mano de hierro guante de seda”.
 

Y después de los Habeas llegaba el plato fuerte de la noche con los sevillanos Reincidentes, con muchísima gente en la carpa y unas ganas enormes por parte del público. Empezaron los andaluces con temas clásicos como “Nazis nunca más” y “Rip-Rap”. También tocaron otras canciones típicas como “Grana y oro”, “Vicio”, “Cucaracha blanca”, “La historia se repite”, “Ay Dolores”, “Yaveh se esconde entre las rejas”, “Resistencia”, “La rabia” junto a temas más nuevos como “Huracán”, “Sahara adelante” o “Conexión en Miami”, para despedirse con el “Jartos d´aguantar”. Sin duda el concierto en el que más gente hubo y a mí personalmente me gustaron más que otras veces que les he visto.


Al terminar Reincidentes mucha gente desalojó el chiringuito aunque todavía quedaban dos conciertos, el de The Locos, el grupo de Pipi (Ska-P) y el de los gallegos Skarallaos. Los primeros a mi no me gustan en exceso, es muy del rollo Ska-P y ya me aburre un poco, aún así echamos unos bailes con un par de versiones que hicieron de La polla records y a los segundos ya no les vimos, eran las 5 de la mañana y ya no podíamos más.


Como detalle a mejorar habría que impedir que se monte jaleo a las 10 de la mañana en el pabellón donde está durmiendo la gente. Si es una zona habilitada especialmente para descansar que la peña de empalmada siga su rollo en otro lado.

En definitiva, que en Galicia también se lo montan muy bien a la hora de organizar festivales.

Ojalá que haya Castañazo Rock durante muchos años que seguro que alguna que otra vez nos acercamos por allí.

Txt y fotos. Kasta

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas