DAVILA 666

13-06-2011. SALA PORTA CAELI (VALLADOLID)
REDUCTO SÓNICO

Directamente desde Puerto Rico llegó el directo a Valladolid de los Davila 666 gracias a Reducto Sónico. Su concierto en nuestra ciudad podría ser descrito con la frase “como cargarse una actuación en 5 minutos” y es que, al final de la velada, el directo se vio tristemente empañado por una actitud, por lo menos reprochable, de la banda, de la organización o de quien sea.

Davila 666, con su actuación en Valladolid, nos hicieron retroceder en el tiempo devolviéndonos a aquellas noches de San Juan en la Playa de las Moreras con esos sonidos punkies crudos de los 90 y esa actitud pasota pero a la vez provocadora.


Después de su exitoso “Puñales, Píldoras y Otras Formas de Entenderse” se encuentran en plena gira de presentación de su último trabajo “Tan Bajo” y es en este sentido donde estas líneas se deben de volver más duras ya que, es cierto que está siendo muy intenso el ritmo de sus conciertos pero, está claro, que la persona que paga su entrada no tiene la culpa de ello y, por supuesto, no tiene por qué saber, si nadie se lo dice, que el cantante tiene la voz en malas condiciones, por poner un ejemplo…

Todo esto tiene que ver con el hecho de que después de su concierto, que empezó con un acusado retraso, el público asistente pidió el habitual “bis”, ante lo cual, el grupo se negó a salir. En ese momento, todo lo disfrutado durante su actuación pareció olvidarse y el ambiente se tensó en la sala. Ante la insistencia del público y después de una larga espera, Davila 666 volvieron a salir al escenario y se vivió un momento bastante lamentable cuando su cantante optó por tumbarse en el suelo dejando el relevo de la voz a otro compañero del grupo. Evidentemente, gran parte del público se tomó ese gesto como una falta de respeto y comenzaron los silbidos, las protestas y las muestras de malestar. Ante lo cual, el grupo, respondió con semejantes gestos dando por buena, esa primera frase de “como cargarse una actuación en 5 minutos”…

¿Cómo terminó en directo? Pues sinceramente, lo ignoro ya que cuando vi el primer lanzamiento de saliva por parte del grupo al público, decidí abandonar la sala, ya que, aunque pudiera interpretarse como un gesto parejo a la “actitud punk”, más bien se trató de una falta de respeto al público.

Al parecer, las condiciones para el concierto no eran las más idóneas, por la gran acumulación de actuaciones, pero de eso, la gente que ha pagado su entrada no tiene la culpa y, sin duda, no justifica ninguna actuación ofensiva y menos, si nadie explica al respetable nada.
Esperemos que esto sea solo algo puntual y que no se repita… Que Davila 666 continúen con su exitosa gira y que Reducto Sónico continúe organizando grandes conciertos.

Crónica: Miriam A. (Fotos & Texto) ValladolidWebMusical

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas