Viernes 07/10/2011  21.30h   Sala Porta Caeli (Valladolid)


Porta Caeli se vistió de largo para recibir a una de las artistas revelación del año, Javiera Mena. La joven chilena deleitó con sus ritmos y melodías electropop durante mas de una hora al centenar de personas que se dieron cita en la sala.


Todo hacía presagiar que la noche del viernes iba a ser una noche de alfombra roja en la sala Porta Caeli. SON Estrella Galicia hacía su debut en la capital castellanoleonesa y quiso celebrarlo trayendo uno de los bombazos de esta primera parte del año, Javiera Mena.

Avalada por numerosos medios de comunicación, premios (Mejor artista chilena en los premios UFI 2011) y unas actuaciones triunfantes (Primavera Sound además de su más reciente éxito en el teatro Lara de Madrid), la chilena llegaba a nuestras tierras bajo un halo de estrella emergente capaz de ganarse el preciado galardón de “rookie” del año (en términos baloncestísticos) o artista revelación. El fenómeno Javiera Mena estaba a punto de darse a conocer entre el público vallisoletano y todos los focos y las miradas apuntaban  hacia la expectante aparición sobre el escenario de la joven cantante. El ambiente  en la Sala Porta Caeli estaba frío (y no demasiado lleno), como la noche que azotaba la ciudad, pero era cuestión de minutos… la mezcla de dulzura y sonidos ‘disco’ estaba a punto de empezar a caldear el ambiente…


El terremoto Mena comenzó cantando ‘Perlas’. Sencilla, suave, electrónica. De esta manera  y acompañada de una batería y un teclado, se presentaba sobre el escenario la artista que en esta primera parte del concierto recordó temas de su anterior disco ‘Esquemas juveniles’(2006) como son ‘Como siempre soñe’ y ‘Sol de Invierno’.


Tras esta parte más lenta e íntima, Javiera puso más picante en el ambiente haciendo moverse al público con uno de sus éxitos del momento ‘Primera estrella’. Durante todo el concierto pudimos ver la cara polifacética que tiene Javiera que alterna sus intervenciones vocales  con la de sus manos al mando de una guitarra acústica, otra eléctrica o bien el teclado o un pequeño sintetizador. Entre instrumentos, aplausos y breves comentarios al público, llegaban sus temas más dinámicos como son ‘Hasta la verdad’, ‘Cuando hablamos’ o ‘Al siguiente nivel’ tras los que de una forma sibilina, la cantante pudo hechizar con su inocencia colegial y su voz pausada a sus más fieles oyentes.

A partir de aquí, el envite final. Su éxito ‘Sufrir’ salía a escena para gozo y disfrute de los fans de las primeras filas hilándolo, cual tela de araña, con otras canciones como ‘El Amanecer’  y ‘Ahondar en ti’ tema que abre su último trabajo de título homónimo ‘Mena’(2010) manteniendo así la cadencia ascendente del concierto. Para cerrar la actuación antes del bis, cantó la versión ‘Yo no te pido la luna’ de la italiana Fiordaliso (posteriormente traducida y cantada al castellano por la mexicana Daniela Romo).

En la reanudación de la actuación, salió Javiera en solitario, con la única compañía de su voz y su guitarra para ofrecer una mística versión en acústico de ‘Acá entera’ que fue el preludio de su último tema ‘Luz de piedra de Luna’. Canción que sirvió no solo para despedir el concierto, sino para despedirse también del público español y emprender rumbo a tierras mexicanas.

En definitiva y para resumir los setenta minutos de concierto, se puede asegurar que la actuación de Javiera Mena en Valladolid fue correcta. Le puso empeño y derrochó muchas ganas moviéndose y gesticulando por todo el escenario destacando el dominio que tiene la joven artista encima de las tablas. También es reseñable el setlist, que alternó canciones más risueñas con temas más introspectivos no dejándose ningún éxito en el tintero. Fuera del concierto y para disfrute de sus seguidores, cabe destacar la iniciativa programada ‘meet & greet’  donde sus más allegados fans tuvieron la oportunidad de conocerla en persona y charlar un momento con ella. A parte de todas estas bondades y por ponerle un "pero" a la actuación, hubo algo durante el concierto que no conectó y que hizo que público y artista siempre conservaran una línea separadora en forma de barrera que no se pudo traspasar. ¿Culpa del público?, ¿Culpa de la artista?, seguramente la respuesta sea demasiada subjetiva como para poder sentar cátedra. Eso sí, por poner una anécdota picante ‘extra’ de la noche, uno de los comentarios más escuchados durante el concierto fue el extravagante atuendo sacado de uno de los armarios de la bat-cueva o mejor aún, de aquella serie ochentera llamada “Los Aurones” que lució Javiera en su primera parte del concierto y que no favorece la belleza chilena de la artista.

Atendiendo a razones puramente musicales, desde ValladolidWebMusical queremos desear más noches de éxito a esta joven promesa y estamos convencidos de que pronto la veremos por tierras españolas cantando de nuevo sus pegadizos temas.

Crónica: (Texto y fotos) Javier Cortecero
ValladolidWebMusical

Más información:
https://www.facebook.com/javieramenaoficial?ref=ts
http://www.javieramena.com
http://www.myspace.com/javieramenamusica
http://www.twitter.com/javieramena
http://www.twitter.com/uniondelsur

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas