Lori Meyers +

Yani Como + SuperFrame DJ´s

Sábado 5 de Noviembre de 2011. El hangar. Burgos



Se confirmaban las sensaciones transmitidas los días anteriores al concierto, por las que parecía esperada la visita al Hangar de los granadinos Lori Meyers y esto se reflejó en una gran afluencia de público, el cual llenó la sala, aunque en ningún momento se tuvo sensación de agobio.


Comenzaros unos ya habituales en la labor de teloneros de la mayoría de grupos Indies que pisan este escenario: Yani Como. Repasaron buena parte de su repertorio, especialmente de la última etapa, en la cual el grupo parece que ha encontrado una voz cada vez más propia y es ahí donde se encuentran más cómodos. Sin ir más lejos comenzaron su concierto con “No sé cuidar de mí”, abriéndose en canal directamente. Lograron una mayor comunión con el público esta vez, con un Javier Ajenjo más elocuente que nunca, presentando las canciones y comentando anécdotas en un tono casi circense, con lo que se ganaron a los más indecisos. Sonaron también más compactos, con el violín más integrado, algo que sin duda suma en su favor. Quizás se nota la gran actividad que tiene el grupo en directo últimamente. Se vivieron momentos especiales, como con “Camino” en los que la violinista Alma presta su voz al grupo y en “Furia Desatada”, en las que se invita a todo el público a corear los “para-para-pa-parara” característicos de la banda, que acabó con Javier mezclado entre el público.


El cambio entre grupos fue amenizado por SuperFrame VJ´s, que van poniendo los videoclips de los temas que pinchan, sin tampoco mucha más pretensión que eso.


Salieron al escenario Lori Meyers y hay que reconocer que en cuanto a sonido y composiciones, éstos se encuentran un paso por delante de la mayoría de sus contemporáneos “indies”.

 

Empezaron con “Nuevos Tiempos” y “Condicional Hipotética”, ambas de su último trabajo, para continuar con uno de los temas que mejor funcionó en “Hostal Pimodán” y en toda su discografía: “Dilema”, sirviendo este para bajar un poco el ritmo del concierto, siguiéndole “Luciérnagas y Mariposas”. Las armonías vocales siempre han sido una de las señas de identidad de la banda, con reminiscencias a tantas añejas bandas que nuestros padres conocen bien, pero en esta ocasión una mezcla con demasiada poca dinámica hizo que los matices se perdieran bastante. Canción tras canción el público se iba metiendo más en el concierto, bastante más que los propios granadinos, un tanto fríos esta vez. Correctos sí, pero faltó un poco de chispa. Se estaban reservando casi todos sus ases y aquello rompió cuando interpretaron “Luces de Neón”. Tras unos temas más se fueron del escenario, pero al poco regresaron con “Castillos de Naipes”, Nani al piano eléctrico. Después vino “Transiberiano”  la traca final llegó con “Mi Religión”, “A-Ha han Vuelto” , “Mi Realidad”, soltados como tres bombazos seguidos con los que la gente se entregó ya completamente a ellos.


Para dar un respiro (al menos al cuerpo, que no a las gargantas), tocaron “La Caza”, tema de Juan y Junior con lo que está claro que no ocultan no se avergüenzan de las citadas influencias de grupos españoles de los años 60.

Y para acabar, ”Alta Fidelidad”, con la que ya se soltaron del todo, sobre todo Noni, que se quitó la camisa, amenazó con quitarse los pantalones y acabó también abajo del escenario, no entre el público, pero si en la barrera.


En definitiva, dejaron buen sabor de boca.

Joseph Merrick

yani como

lori meyers

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas