LUJURIA +
IRON WHAT?

 Porta Caeli 29 - I - 2011. Valladolid

 

Aún me estoy recuperando de la gran fiesta del Heavy Metal que vivimos el pasado viernes 29 de enero en Porta Caeli. Aún tengo los pelos como escarpias, y es que Lujuria se lo merece todo, no solo como grandes músicos y profesionales, sino como ideólogos y luchadores sin tregua por este estilo de música, defendiéndola a capa y espada, y logrando algo que no todos los grupos consiguen, y es aunar a las nuevas generaciones de heavymetaleros, con los viejos rockeros, los de toda la vida, entre los cuales me incluyo, ay...“ahora que ya algunas canas dan prestigio a mi melena”.

A las 9:30 se abren las puertas del templo, ese nuevo santuario de la buena música que es Porta Caeli, y allí está el que suscribe como un clavo. Buen ambiente, heavies adolescentes calimocheros compartiendo el campo de batalla con los más trillados, ¡la vieja guardia del Heavy Rock vallisoletano! Y a las 10 empiezan los Iron What?, que nunca había visto en directo, y he de decir en justicia que me agradaron, o al menos cumplieron su cometido, pues ¿a quien no le agradan unos buenos temas de Maiden para calentar motores? Su cantante además me pareció increíble, buena dicción del inglés, buena disposición y capacidad de mover al público, y por supuesto una garganta de oro el tío, que ni el viejo Bruce en sus tiempos mozos llegaba donde Carlos – que así se llama el amigo – llegó aquella noche. ¡Up the irons chicos!

Puntuales salieron a la palestra Lujuria. Oscar se plantó en el escenario hablando de los 20 años de cómo grupo mientras de fondo el grupo ya descargaba los acordes de “Esta es una noche de Rock and Roll” de Barricada, uno de los temas que forma parte del disco “La llama eterna”, álbum de versiones que los de Segovia han querido dedicar a sus ídolos, y que supone la guinda en la celebración de los 20 años de trayectoria de estos titanes del Heavy Rock español.  La verdad es que, como nos pilló ya calentitos con las versiones de Iron Maiden, pues una de Barricada hizo las delicias de todos. Buena versión de todo un clásico. Después siguieron “Cae la máscara”, “Dejad que los niños se acerquen a mí”, y algunos clásicos como “La gorda” o “Estrella del porno”.

Entre canción y canción, Oscar arengaba con su habilidad de palabra, y su carisma por todos conocido. Y nos ponía al día de sus pensamientos, de sus ideas y de la evolución del grupo en estos 20 años de lucha. Así  el juicio que tuvieron contra la servil cadena televisiva madrileña que hablaba de ellos como grupo pederasta – ¡fariseos y sepulcros blanqueados los llamo yo! -, o nuestro alcalde – que responde a las iniciales FJLR -   no estuvieron al margen de sus comentarios. A

sí mismo aludió a mucha otra gente, amigos y enemigos, y a la ciudad de Valladolid, justo en el momento en el que tocaron, apuntando a nuestro pasado comunero, “Traidores y criminales contra nosotros batallan”, tema extraído del disco “Y la yesca arderá” basado en los poemas del bardo leonés Luís López Álvarez, y flor y nata del Heavy Metal español. He de reconocer, será la edad, que me emocioné un tanto llegado a esa parte del concierto. Y aún mayor fue mi alegría cuando escuché los primeros acordes de “Viejo Rockero”, un homenaje a los viejos heavies de toda la vida, aquellos que siguen gozando del metal como cuando eran adolescentes. Ay, y es que a veces es maravilloso mirar atrás y recordar los buenos momentos, a los antiguos colegas, y darse cuenta de que uno lleva más de 20 años escuchando Heavy Metal, y que viva, y que mínimo otros 20 más.

Dos temazos más, no recuerdo el órden por desgracia, pero hacia la segunda mitad de la actuación, que son “Corazón de Heavy Metal” y “Merece la pena”, impactantes, aunque una de las que recuerdo con más cariño es “Goliardos”, el mejor tema del disco “Licantrofilia”, y homenaje a toda suerte clérigos vagantes, pícaros, herejes y otras gentes, que hacían vida libre allá por los últimos siglos del Medievo. Es otra de las cosas buenas de Lujuria, que lo mismo te meten un tema cachondo, que te hablan del mundo del Rock, o de Historia, pasando de la temática ligera y socarrona a la más culta, y todo ello con una crítica social más que evidente, pero sin caer en el adoctrinamiento pseudo marxistoide de muchos grupos de rock reivindicativo nacional. Lujuria está bastante por encima de ellos.

Último tema, homenaje al rey del Rock and Roll, Ronnie James Dio, con el “Long live to Rock and Roll”. Sobran las palabras.

Fiesta del Rock por tanto. El sonido fue excelente y el ambiente mejor. Lujuria es un grupo compacto, casi monolítico instrumentalmente hablando, en donde los músicos encajan los unos con los otros como si de un puzzle se tratara, al menos esa es la impresión que me dieron. Ninguno destaca sobre otro, excepto Oscar Sancho, claro, que se come el escenario él solito, mientras los demás ahí están, aplicaditos y profesionales. ¡Que son ya 20 años coño!  

 

Witchfinder, enero 2011 . Fotos jaime Priest

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas