Enrocke + MAREA
Viernes 02/12/2011. Polideportivo Pisuerga. Valladolid
Volvió a Pucela la banda navarra Marea, que no necesita ninguna presentación, y lo hicieron acompañados de ENROCKE. Nuestros paisanos, que han vuelto fuerte después de un largo parón y algún cambio en la formación, están dando una buena cantidad de bolos, y el viernes fueron los encargados de calentar el ambiente con su rock urbano. En lo que la organización nos dejó entrar, ya que en principio nos habían acreditado sólo para Marea, nos perdimos los primeros temas.

Tuvieron tiempo para demostrar lo que hacen, algo muy en la línea de la época más “macarra” de Barricada (lo siento, se me hace imposible no decirlo, jeje). El pabellón se iba llenando poco a poco y ellos entretenían al personal con canciones como Guerra por la paz, Ciudades de hormigón, Gánatelos, o el clásico de Leño El tren. Se nota que esta gente tiene mucho kilometraje a sus espaldas, ya sea con Enrocke o con otras bandas, y eso se ve en la compenetración y sonido que sacan, aunque la acústica del pabellón sea una mierda y todo retumbe.

Por pedirles algo, me faltó un poco de movimiento sobre un escenario tan grande pero, por lo demás, unos teloneros de diez a los que recomiendo ir a ver si tenéis la oportunidad, que la tendréis!


Y un rato después, pasadas las diez de la noche, y ya con el Pisuerga casi lleno a pesar de los abusivos precios –sigo pensando que hay quien aprovecha la crisis para enriquecerse aún más- salieron los MAREA, muy enérgicos, y ante su entregado público que no dejó de animar y cantar como si apoyaran al equipo de toda su vida en una final.

Presentaban su nuevo disco “En mi hambre mando yo”, que siendo sinceros se me ha hecho un poco difícil de digerir, pero entremezclando sus temas con los de toda su restante discografía el concierto fue ameno. A esto ayudó mucho el que tocaran prácticamente sin parar, enlazando unas canciones con otras, y apenas haciendo pausas para hablar.

Sí pararon casi al final para presentar a la banda, una banda con una sección rítmica sencilla sobre la que destacan el siempre genial Kolibrí Diaz ("No creo que Dios exista, pero si existiera tocaría la guitarra como el Kolibrí”, dijo Romero) y la poesía firmada por la voz rota del propio Kutxi. Destaca también el carisma incansable de su bajista “El Piñas”, que quema todas sus calorías sobre el escenario. Y algo que siempre me ha llamado la atención en Marea es no el peso, que lo tienen, sino el poco protagonismo que acaparan sus otros dos miembros, Alen Ayerdi a la batería y César Ramallo a la guitarra rítmica, comparado con el de sus compañeros.

No faltaron canciones ya clásicas como En tu agujero, Barniz, Corazón de mimbre, La rueca, Canción de los gitanos, Como los trileros, El perro verde... ni tampoco el descanso de Kutxi en el que El Piñas cantó Alfileres y Trasegando. Aunque, como era de esperar, sobre todo centraron su set en su nuevo trabajo.

Y algo que me sorprende mucho es que cada vez hay más gente que paga su entrada para grabar el concierto entero. Sin ir más lejos, me senté en la grada que quedaba frente al escenario, y a mi lado había tres personas que no quitaron ni un segundo los ojos de sus videocámaras. Alucinante (esto siempre me recuerda a una de Mamá Ladilla...)
Con la canción que da nombre al grupo se puso fin a dos horas de rock and roll que se me hicieron muy entretenidas, de una banda ya con solera como es Marea, a los que siempre gusta ver en directo cuando nos visitan.

David Izquierdo (diciembre 2011)

_____________________________________________________________________________

ENROCKE:
 
Entrevista (octubre 2011)
Atalaya Rock 2011
_____________________________________________________________________________
MAREA:
Salamanca (octubre 2007)
Ávila (julio 2007)
Zamora (junio 2007)
Laguna de Duero (junio 2007)
Reseña "Las aceras están
llenas de piojos" (2007)
_____________________________________________________________________________
C r ó n i c a s