Lácrima + El Reno Renardo

29/10/2011, Sala Navy Club (Palencia)

Cuando uno va a un concierto del Reno Renardo va a pasárselo bien, y con esa premisa es difícil que suceda otra cosa. Así pues, os cuento algunos detalles de una gran noche de heavy, risas y buen rollo.

La Navy Club es una pequeña nave situada a las afueras (nos costó encontrarla) y al entrar teníamos miedo de que aquello no sonase como debía, pero el set que habían montado no estaba nada mal, y además tuvimos acceso a un lateral del escenario y a un pequeño foso donde poder hacer fotos.

Decir que el evento estaba organizado por la gente de Metal Televisión, y ellos, al igual que la gente de la sala y los propios grupos, nos dieron todas las facilidades que estaban de su mano para cubrir el evento, algo que se agradece un montón ;)

Los primeros protagonistas fueron LÁCRIMA, joven banda de heavy metal de la ciudad. Con bastante puntualidad dio comienzo la noche con la presentación y proyección, ‘making of' incluido, de su nuevo videoclip Espera en espiral, que trata sobre la violencia de género, y que podéis ver aquí.

A la última nota del video le siguió la primera del concierto. La sala ya estaba llena para entonces y las primeras filas no dejaron de arropar a sus paisanos con sus voces y su calor. Estos chicos no practican el típico heavy lleno de solos y gritos imposibles, sino que lo hacen de una manera más directa, más ‘rock', digamos. Muy acertados sus temas propios, y bien adaptadas las versiones de bandas como Tierra Santa, Héroes del Silencio, o sobre todo Saratoga, conscientes de las propias limitaciones cuando te gusta un estilo tan técnico y exigente. Me sorprendió cuando tocaron Y serás canción, tema principal de aquel CD que se hizo para rendir tributo a Bigsimon. Luego pudimos charlar con ellos y comprobar que son gente simpática y agradecida.


Y tras ellos salió EL RENO RENARDO para delirio del personal. Lo que primeramente fue un proyecto de su frontman y ahora una banda de cuatro amigos donde dos de ellos son los guitarristas de los míticos Valhalla, se ha convertido en un gran fenómeno social. Esta gente sí han sabido sacarle partido a Internet, único modo de difusión de sus discos, y ya van tres. La verdad es que suenan potentes, tocan bien, y llegan a la gente con unas letras graciosas, a veces cerdas, y no demasiado rebuscadas, y para qué nos vamos a engañar, eso en España gusta, aparte de que en tiempos de crisis bueno es reír. Algo que me llamó la atención es que a pesar de lo dicho antes buena parte del público era femenino, y lo que no me pareció tan bien es que hubiese algún chaval de escasa edad entre las primeras filas.
Cabe destacar la conexión e interacción del Reno con su público, creando un divertido show donde todos participan, y haciendo además que cada concierto sea distinto. Aquí un +1 para ellos, en especial para Jevo, que resulta un tío muy campechano, jeje. Y otro para Alain, amigo del grupo que los acompaña con el disfraz de reno.

No faltaron momentazos de auge, cada vez con más temas propios como Mi casa, Ctrl+Alt+Supr, El bardo bastardo, Hasta la polla, El bogavante, Crecí en los '80, y también con covers como Camino Moria, Farruquito o Tu hamster. Y para entretener al personal y moverse un poco el renovado mix de versiones donde sonó algo de grupos como Twisted Sister, aparte de que después se cambiaran los instrumentos para el Seek'N'Destroy de Metallica.

En fin, fueron dos horas de diversión, y una gran manera de empezar un sábado de fiesta en buena compañía. Poco más que decir, sólo os recomiendo asistir al próximo bolo que el Reno Renardo dé por aquí y comprobarlo por vosotros mismos, pero cuando llegue el momento daros prisa, hubo lleno total igual que pasó el año pasado en Porta Caeli.

Crónica por David Izquierdo (txt y fotos) y Jesús Sevillano (fotos)

Inicio