Rulo y la Contrabanda
17/06/2011, Pabellón del Milenio, Valladolid

Llegó el día 17 de junio, venía a la capital vallisoletana Raúl Gutiérrez más conocido como “Rulo”, esta vez defendiendo su proyecto en solitario llamado Rulo y la Contrabanda, la cual está formada por Karlos Arancegui “batería”, Quique Mavilla “Bajo”, Dani Baraldes “Guitarra” y Fito (ex­-miembro de La Fuga) “Guitarra”.

El emplazamiento esta vez era la cúpula del milenio, sitio cuanto menos original, aunque a mi parecer por lo menos en lo que respecta a las últimas filas la acústica dejaba algo que desear.

La velada comenzó puntual cuando el reloj marcaba las 22:30 con la canción “No se” seguida de “como a veces lo hice yo”, tras unas palabras de agradecimiento siguieron con “En vela”

Y es que para sorpresa de algunos, y sobre todo grata sorpresa para mí, Rulo no solo se centró en su álbum debut sino que hizo un repaso sobre los temas más emblemáticos de su anterior grupo, lo cual le dio un punto de dinamismo a la a la noche, con canciones como “Jaleo”, “Majareta”, “Baja por diversión”, “Pa aqui Pa alla” y un largo etc. que hicieron que las primeras filas vibraran.

Muchos fueron los momentos intimistas que como buen cantautor Rulo supo crear, con canciones como “heridas de rock and roll” y "por verte sonreír".

La nota divertida de la noche la ofrecieron cuando de repente con abalorios varios, aparecieron disfrazados con sombreros, plumas, y demás atrezo para tocar el tema “Fauna rara”, sin duda un detalle que a mí me encantó, pues parecía como si fuese su primer concierto en lo que a ganas se refiere.

Tras un esperado bis en el que ofrecieron como broche final su primer single “La cabecita loca” con el que el público terminó conforme tras unas 2 horas aproximadamente de concierto, la banda se hizo unas fotos de grupo con todo el público de fondo y no dejó de dar las gracias por la asistencia y el calor recibido en ningún momento.

Tras lo visto, me queda decir, a título personal, que Rulo no defraudó a los incondicionales de La Fuga que fueron a ver el concierto, pues lo que se encontraron fue algo muy parecido a lo que ya conocían, rock and roll de sabor urbano, en el que la melancolía y las emociones son compañeras, aunque esta vez objetivando un tono más intimista, mas personal, mas… ”Rulo”.

crónica: César Rodríguez
fotos: David Izquierdo

 

__________________


Crónicas

 

Inicio

__________________________