THE ZOMBIE KIDS

+DAVID VAN BYLEN + STEALWATER

Sala My Way. 10 de diciembre de 2011. Valladolid

Se nos presentaba una cita ineludible con los amantes de la música electrónica más “radical” dentro de las nuevas tendencias de esta amplia categorización.
La cita era en la sala MyWay de Valladolid. Nada más entrar quedó evidente que dicha sala se quedaba muy grande para el evento, aunque supusimos que también era por las horas que eran, ya que todavía era “pronto”. Aproximadamente un cuarto de la sala de público.
El espectáculo estaba conformado por tres DJ Sets, que para gusto de un servidor, fueron subiendo en interés, calidad y euforia.

DavidVanBylen DJ Set. Cuando llegamos ya estaba empezando y casi acabando. No sabemos si la poca ropa que llevaba era desde el principio o había sido una evolución gradual. Sabemos que es difícil abrir un set en una noche así, pero nos dejó un tanto fríos. Una música muy convencional, o comercial, o como lo queráis llamar. Quizás no cubría nuestras expectativas y por eso nos supo a poco.

StealWater DJ Set. Pues entendemos que uno de los miembros del grupo StealWater, se subió a la plataforma de DJ e hizo un set. Para mi gusto algo mejor que su predecesor, con algunos temas bastante curiosos, pero con demasiados altibajos. Era un carrusel de subebaja, que al final, cansa.

Zombie Kids. Después de bastante rato (corrían más o menos las 2:30 de la madrugada), llegaron el esperado dúó.
No defraudaron y mantuvieron un nivel de energía muy alto y progresivo.
Sonaron algunos de los temas más rompedores de esas tendencias electrónicas que tanto echamos de menos algunos de nosotros en las sesiones de dj de la ciudad, como son el Dubstep o el Drum’n’Bass…. Muy muy desconocidas todavía para el público mayoritariamente comercial que frecuenta las salas.



La gente fue haciendo acto de presencia a lo largo de la noche, y se alcanzó un punto álgido con la llegada del dúo madrileño, con una entrada más o menos de la mitad del aforo, lo cual no es poco teniendo en cuenta que éste se cifra en torno a las 1000 personas.

El calor humano y sobre todo, la energía de los temas proporcionados por estos artistas proporcionó una noche muy divertida, con salida incluida al coche para dejar la cámara, porque si no, a saber donde acabaría la pobre.


Un espectáculo que a nuestro juicio, se salvó por Zombie Kids. Los otros artistas del cartel poco o nada tenían que ver con los géneros musicales que los que conocemos las andanzas de este dúo, sabemos que suministran, con lo cual se nos quedó un poco “cara de pasmarote”.

Aún así, una noche divertida, digna de repetir.

Texto: David Fernández. Fotos: Nando Ontanillas.

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas