Dena de Rose Quartet

8 de noviembre de 2012. Sala Borja, Valladolid

Eddie Henderson & M A Chastang Quinteto

9 de noviembre de 2012. Sala Borja, Valladolid

Organiza: Café Teatro Zorrilla y Asociación Músicas Creativas




Planteado como “pocket festival”  siguiendo corrientes organizativas europeas orientadas a mantener las actividades culturales básicas en momento de dificultad económica, los días 8 y 9 de noviembre se han celebrado dos conciertos de alta calidad en la Sala Borja.




Dena de Rose Quartet

8 de noviembre de 2012. Sala Borja, Valladolid

El día 8 conocimos el “pianísmo” y voz de Dena de Rose, artista americana afianzada en Austria junto a una rítmica (bajo, batería) ampliada a la guitarra. Un repertorio compuesto por standards del jazz vocal interpretados con energía – a veces hasta con garra- por Dena (piano y voz) apoyados en un gran trabajo de la rítmica en la que yo destacaría una batería que no dejaba escapar ni una nota por los poros de una música ya de por sí compacta. Repertorio de temas conocidos por los aficionados al jazz y la música en general con eficaces arreglos.

La guitarra se fue convirtiendo a lo largo del concierto en una de las voces (con la de la propia Dena y su piano) importantes, partiendo de unos primeros momentos  de cierto contenimiento.

Maravillosa velada.

 




 

Eddie Henderson & M A Chastang Quinteto

9 de noviembre de 2012. Sala Borja, Valladolid

El día 9 tocaba el turno de una formación básica para entender el jazz practicado y compuesto en España. Junto al contrabajo de  Miguel Angel Chastang –por suerte uno de los habituales del jazz en Valladolid- en el escenario encontrábamos a grandes músicos como el propio Eddie Henderson, trompeta, y al inmenso pianista catalán Albert Bover. Buena compañía en la batería –Juanma Barroso- y una labor tirando a discreta del saxo tenor y muy interesante con el soprano.

Los temas salidos mayoritariamente de los colíderes de la formación, muestras de un hard-bop muy evolucionado, aparentemente sencillos pero con una complejidad interna muy grande: estructura, ritmos, acentos, dinámicas…el interplay bajo-trompeta- piano era de “cátedra de jazz”. Gozada tras gozada. Pena de grabaciones en directo, tan escasas.

No descubrimos nada al señalar la maestría de M A Chastang  (gran contrabajo melódico) y Eddie Henderson (trompeta de la estela Miles)  pero no hay que estimar elogios a las ideas  y la técnica que muestra Albert Bover…algunos le señalan como un nuevo Tete…yo creo que va más allá: por sus manos pasa todo el piano del siglo XX, no solo el jazz…su paleta admite el jazz y las cadencias más clásicas-contemporáneas o los ecos de Mompou!!!  Deseando escuchar un recital de piano solo de Albert.

Música hecha con cerebro y corazón.

 

 

No podemos por menos que felicitarnos por haber salido esas dos extrañas tardes de casa para escuchar sendos conciertos que nos muestran que el jazz es una música que se regenera constantemente por la mezcla de generaciones de músicos, de estilos, de orientaciones.

Comentario aparte suscita el hecho de la escasa acogida. La confluencia de actividades explica cosas, pero hay que indagar más en las condiciones en las que se está programando la música en Valladolid (explotación intensiva  por parte de empresas que dejan  exhausto el bolsillo del aficionado) y la necesaria reflexión sobre hábitos culturales en un Valladolid metropolitano, que resulta muy bueno para algunas cosas (gran población, cerca de 425.000 habitantes) pero dificulta otras (promoción, horarios, transportes).  Tendremos que revisarlo algún día.

Maguil, nov 2012

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas