BOB WAYNE

23-04-2012. Sala Porta Caeli (Valladolid) 

Todos sabemos que el legado de Johnny Cash fue grande, muy grande. Sus impresionantes canciones nos han acompañado a muchos durante largos años, pero nos dejó algo más grande aún: su enorme influencia para que generaciones más jóvenes nos deleitemos con su inconfundible estilo. En este sentido, uno de los ejemplos más claros es Bob Wayne, quien en declaraciones siempre ha dicho que Johnny le salvó la vida… y la mejor manera de comprobarlo fue acercándonos al concierto que dio en la capital del Pisuerga el pasado lunes 23 de abril (lástima que fuimos pocos…).

Considerado, acertadamente, por muchos como un cantautor punk también es latente su influencia country en sus composiciones, lo cual le hace convertirse en un out law (fuera de ley). Precisamente esa deliciosa mezcla de punk y country le hace ser un músico único al cual merecer la pena prestar atención.

 

 

Nada más empezar ya nos avisó “nos da igual tocar para 3 que para 3000”… Y lo cumplió. Bob salió acompañado de su inseparable banda The Outlaw Carnies y de su chaleco de cuero con solera, para presentar su segundo trabajo Till The Wheels Falls Off, del cual sonaron temas como “There ain´t no diesel trucks in heaven”, “Devil´s son” o la propia “Till The Wheels Falls Off”, que hicieron las delicias de los allí presentes por ese aroma folk y tabernero que desprenden tanto las canciones como la puesta en escena.

El de Alabama tampoco se olvidó de las canciones de su primer álbum, tales como “Love songs suck”, “Everything´s legal in Alabama” o “My only friend”, que sonaron con toda su fuerza haciendo que todo el respetable bailara sin parar.

Un gran concierto para una gran noche que solo unos pocos privilegiados pudimos disfrutar y sentirnos un poco out law

Crónica: Jano.

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas