KATIA Y MARIELLE LABÈQUE


Centro Cultural Miguel Delibes. Valladolid
26 de feberero de 2012

Katia y Marielle Labèque, pianos;
Gonzalo Grau, percusión; Raphael Séguinier, batería
Sala de Cámara: media entrada


 

Un repertorio “americano” aunque incluya a Stravisnki, quizá el más pro-americano de los compositores europeos del s XX. El repertorio no puede estar mejor elegido: Concierto para dos pianos de Stravinski, compuesto en 1935; primera partitura- para dos pianos- de Rhapsodie in Blue de George Gershwin y West Side Story de Leonard Bernstein.

Sobre el papel el augurio de una gran velada musical. ¿Clasica? ¡qué más da! Las clasificaciones valen para los cajones de las tiendas de discos y poco más…como mucho sirven de referencia inicial para algunos aficionados principiantes.

Parte I

Las dos primeras piezas –grandes por sí mismas- se me antojan un tanto precipitadas, demasiado allegro, y con un énfasis rítmico que ya está implícito en las partituras y que no debe ser explicitado en exceso. El marcaje de los tacones de Katia quizá sobre y desde luego su instructor de Técnica Alexander esta tarde ha sufrido al ver los giros y tensiones de su espalda. Ellas han marcado una dinámica demasiado basada en contrastes, que a veces eliminan la riqueza de matices de las dos piezas.


Descanso. Parte II

La joya de la corona del concierto: West Side Story, Leonard Bernstein, gran compositor, gran pianista, gran animador de la afición de los jóvenes por la música sinfónica, en gran parte debido al uso de materia prima compositiva procedente de la música popular norteamericana. Admirado y admirable. Se trata de un arreglo para dos pianos  y dos percusionistas realizado por Irwin Kostal, muy efectivo, directo, esquemático. Las dos grandes intérpretes del piano estaban aquí más condicionadas por la partitura, la percusión, las dinámicas ya establecidas, con contrastes marcados pero no sobreactuados…sin buscar el efecto, conseguido brillantemente en la primera parte del concierto. En mi opinión lo mejor de un concierto de casi dos horas que nos han ofrecido las dos vascofrancesas expertas en música pianística de Schubert, los impresionistas y admiradoras de la música negroamericana de todos los estilos y todos los tiempos (Mientras escribo esta reseña reescucho Katia Prelude en “You are under arrest” de Miles Davis, uno de los temas que dedicó a Katia Labèque)


Un concierto de los que atraen aficionados al mundo clásico desde el pop el rock y el jazz sin caer en los excesos del divismo habitual de este tipo de programas.  Una gran tarde.

Texto: Maguil feb 012

Fotografía: Giuseppe


Katia y Marielle Labèque Junto a Rufus Wainwright


Después del concierto firma de discos

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas