Iberia Sumergida

(Tributo Héroes del Silencio)

Sala live. 24-2-2012. Madrid

De un tiempo a esta parte se han puesto de moda esto de las bandas tributo. Algunas de ellas “lo petan” en el mundo entero como Dios Salve A La Reina (grupo argentino tributo a Queen) y otras a nivel nacional como Gansos Rosas, que obviamente versionan a Guns ‘N’ Roses y que fue la primera referencia de este tipo de bandas que yo tuve, aunque nunca hasta la fecha me había enfrentado a uno de estos grupos sucedáneo, que al fin y al cabo es lo que son. Y la verdad es que ha sido una experiencia satisfactoria. Los que por edad no hemos podido disfrutar en su momento del directo de Héroes del Silencio tenemos con Iberia Sumergida la oportunidad de vivir en directo la emoción que transmiten las canciones del grupo de rock en español más grande de todos los tiempos. Ni que decir tiene que no es lo mismo, pero bueno, a falta de pan… Sin embargo, la mayor parte del público que acudió a la Sala Live! en esa apacible noche de Febrero eran treintañeros y cuarentones nostálgicos y deseosos de rememorar los años de adolescencia y juventud que vivieron  con la banda sonora que interpretaban unos jóvenes e insolentes chavales de Zaragoza.


Iberia Sumergida son madrileños, y pese a que sorprendentemente no tocaron el tema que da nombre a la banda, dieron la talla y eligieron un set-list bastante acertado. Curioso el logotipo, versionado también del original de los Héroes, que lucía Javier De Pedro (voz, guitarra acústica y armónica) en su camiseta. Vienen avalados por Alan Boguslavsky, guitarrista de los zaragozanos en la época de Avalancha, quien en alguna ocasión ha compartido escenario con ellos. Estéticamente es su cantante quien más parecido guarda con su homólogo imitado, muy en su papel, derrochando fuerza escénica y voz, aunque apenas se le escuche entre los gritos de todos los presentes que nos erigimos en estrellas de karaoke. El resto, salvo Luis Oeo en su papel de Pedro Andreu a la batería, estaba lejos de parecerse físicamente a los originales, pero si lo estaban en la interpretación de las canciones y en el manejo de los instrumentos, que al fin y al cabo es de lo que se trata en estos casos, de ser lo más fiel posible al sonido de la banda homenajeada. David Hurtado no es capaz de dar tantas notas como Juan Valdivia con su guitarra pero es que ¡ay amigo! Valdivia solo hay uno, lo cuál no quita para que hiciera un gran trabajo a las 6 cuerdas.

Me sorprendió que pasaran de puntillas por Avalancha del que tan solo tocaron  “Deshacer el mundo” y ya en los bises “La chispa adecuada”... Algún tema más cayó de su predecesor, “El espíritu del vino”, como los clásicos “Sirena varada” o “Nuestros nombres”, pero también grandes temas, menos habituales en el imaginario popular cuando se habla de Héroes del Silencio, como “La apariencia no es sincera” y “Bendecida” que están entre mis favoritas y agradecí enormemente escuchar. Pero los madrileños centraron su repertorio en los 2 primeros discos de la banda de Enrique Bunbury y compañía. Se cascaron el mítico “Senderos de traición” al completo, salvo por “El cuadro II”, con las imprescindibles “Entre dos tierras”, “Maldito duende” y “La carta” a la cabeza. Del disco debut de los maños, “El mar no cesa”, también fueron cayendo varios temas a lo largo de la noche pero se echó de menos “Héroe de leyenda”, que es con la que comenzó toda la historia. Una historia que efectivamente nos dejó unos Héroes de leyenda...

Crónica: David De La Rock
Fotos: Guillermo Ramírez

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas