Jane Joyd

Viernes 26 de Octubre de 2012

Sala Porta Caeli (Valladolid)

La noche del 26 de octubre fue una de esas noches en las que la agenda musical vallisoletana ofrece numerosas propuestas simultáneas. Ello, y debido a que uno aún no ha desarrollado el don de la ubicuidad, me obligó a elegir (no sin cierta pena). En mi caso, opté por desplazarme a la Sala Porta Caeli para ver a Jane Joyd (alter ego de la coruñesa Elba Fernández), quien venía a presentar su último EP, titulado Shy Little Jane Presents: The Dramatic Tale of Her Animals.

Con un número de asistentes que desde luego no hizo justicia a la calidad que pudimos ver sobre el escenario (posiblemente la atomización en la agenda tuvo algo que ver), Jane, flanqueada tan solo por Iago Mouriño al teclado y Xulio Vázquez a la batería, inició la velada con “The cage”, la canción que abre su última referencia discográfica. Si habéis tenido la oportunidad de ver el vídeo en directo que circula por internet donde repasa el EP al completo (si no, os insto a que lo hagáis) con sección de vientos, banda completa etc., la relativa austeridad de la interpretación podía inducirnos a pensar que se perdería fuerza por el camino. Lejos de ello (y aunque es obvio que se perdieron matices), la superlativa voz de Elba y su guitarra se ocuparon de llenar los espacios que habían dejado los músicos ausentes en Valladolid, perfectamente asistida por unos Iago y Xulio que demostraron una elevada pericia a sus respectivos instrumentos.

Pronto pudimos disfrutar también de su exquisito gusto para las versiones, con una preciosa “The wolves” de Bon Iver que a más de uno nos dejó un sabor agridulce, no por la interpretación (que fue magnífica), sino por no poder asistir al concierto que el señor Justin Vernon iniciará dentro de unas horas en Madrid. Con un aire más cercano al folk tradicional, el concierto continuó con “Try, try, try”, incluida en su primer EP, y una cover de otro coloso: el malogrado Jeff Buckley. El reto era mayúsculo, pues se trata de una canción que exige un doctorado vocal para interpretarse siquiera con suficiencia, y a esto hay que añadir que el tema se basó solo en la voz y el piano. Pero, si bien no podemos decir que logró un “cum laude”, algo que creo que es simplemente inalcanzable cuando se trata de Jeff, Jane Joyd salió más que airosa de la situación.

“Last days” desprendió una aire más sosegado, pero “Renard came to my house, stole my smile and left forever” trajo de nuevo de vuelta ese toque dramático que impregna “Shy Little Jane…”, en contraposición al folk melancólico presente en “Jane Joyd” (2010), del que rescató asimismo “My loneliness”. También tuvo ocasión de adelantar “Song to forget”, tema inédito perteneciente a su primer larga duración, que verá la luz el año que viene y en la que se pudieron intuir ciertos matices slowcore en clave soul (si es que eso existe), con un crescendo final que fue pura intensidad. “Dead fish” puso de nuevo manifiesto la asombrosa capacidad vocal de Jane, y fue seguida por una versión de Pj Havery, “Hardly Wait”, un claro ejemplo de dónde vienen los orígenes de Jane Joyd.

En esta última fase del concierto Elba se mostró tremendamente locuaz, bromeando sobre temas variados tales como la afición de los heavies por las toallas o sus “giras internacionales” cada vez que salen de Galicia, además de avisarnos de que no habría bis. Para concluir, “Heartless horse” y “The nightmare”, canciones que son lo mejor que ha publicado hasta la fecha para el que escribe.

Quizás en alguna ocasión el virtuosismo vocal pudo resultar excesivo, y desde luego que sería una delicia escuchar estas canciones con la banda al completo (lástima que no cupiesen en el coche). Pero no cabe duda de que estamos ante una de las artistas que más darán que hablar en un futuro próximo en el panorama independiente nacional. Ya ha trascendido el ámbito de promesa para convertirse en una realidad de la que cabe esperar mucho, tal y como nos demostró en un concierto al que no cabe sino darle una nota elevada. De notable alto.

Crónica y fotos: Álvaro R. Osuna

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas