LA INFLUENCIA DE BACO

3 de Septiembre de 2012 . Plaza Mayor de Valladolid

No soy partidaria de los grupos tributo y menos cuando están en activo pero he de decir que me he topado con la banda que me ha hecho replantearme este asunto. Claro, que al menos, estos homenajean a uno ya desaparecido. El lunes 3 de Septiembre de 2012 y dentro del programa de fiestas oficial me acerqué a la Plaza Mayor de Valladolid a ver a La Influencia de Baco. Bajo este nombre encontramos al que fuera uno de los mejores centrales del Real Valladolid, García Calvo, que después de abandonar su carrera deportiva se ha lanzado a la musical. Su nombre no lo indica pero son tributarios de Héroes del Silencio, uno de los fenómenos más grandes de nuestro país, aunque haya gente que no sea capaz de reconocerlo.

Cuando llegaba al centro de la ciudad ya se escuchaba la intro del concierto, la misma que los maños empleaban en sus mejores noches, el Song to the Siren de Noa. Un tanto a su favor pensé, pero también iba con la mosca detrás de la oreja pues cualquier fallo, cualquier error u horror por su parte los habría condenado para mí. Iniciaron su repertorio con “Flor Venenosa” y siguieron desgranando los mejores temas de los Héroes, “Sirena Varada”, “Héroe de Leyenda”, “La Chispa adecuada”, “Entre dos Tierras”, “Maldito duende”, “Apuesta por el Rock and Roll” de los Birras… no faltó el recuerdo a la discografía de Enrique Bunbury en solitario, con “El extranjero” y “Lady in blue” para los que contaron con la colaboración de los instrumentos de viento.

Era curioso ver a familias, en las que los padres cantaban las canciones de principio a fin mientras sus hijos los miraban extrañados. Pero también era como si no hubiera pasado el tiempo, nadie te tenía que anunciar la canción que venía porque con sólo unas notas la reconocías, sabías lo que tenías que hacer en cada momento.

El sonido fue bastante bueno durante toda la actuación y aunque el escenario era más pequeño y con unas luces más pobres que el de años anteriores, sirvió para que La Influencia de Baco desarrollara todo su potencial. Guiños como la camiseta de Las Líneas del Kaos que vestía el batería, las boas de plumas en los pies de micro, el sombrero a lo Joaquín Cardiel del guitarra… la camiseta de García Calvo con el logo de Héroes, el nombre de su banda y el nombre de Valladolid a la espalda, las gafas oscuras, el sombrero, el pelo, los gestos, el deje medio mexicano medio maño, el tratar de usted al público… todo esto me indica la cantidad de cariño y respeto que le tiene esta banda a Héroes y la de horas que han tenido que pasar viendo vídeos para imitar prácticamente todo.  Y aunque para mí, la música fallaba en algunos momentos, en otros, la voz te hacía pensar que estabas delante del mismísimo Bunbury  aunque no llegara a todos los tonos. Tengo que decir, que pese a todas las reticencias con las que acudía a su actuación, esa noche ganaron una fan.

Durante casi una hora nos hicieron regresar a nuestra juventud, a aquellos temas emblemáticos que llevamos grabados en nuestras cabezas y eso es lo que les hace grandes, porque la banda tributo ya no está y lo que nos queda es el recuerdo.

Texto Skaidana

Foto: David izquierdo (archivo)

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas