Los Twangs

Cafetería Moylan (Laguna de Duero -Valladolid) 13/07/12

Qué triste y sola se queda Pucela en época estival. Si ya es arriesgado programar actuaciones durante el resto del año, en verano te la juegas de verdad. No se puede luchar contra los elementos...

El Diannu Rockin´ Club acercó desde tierras mañas a Laguna de Duero, nada más y nada menos que a los mismísimos Twangs, grupo más que consolidado en el panorama nacional y que goza con la gracia de agradar a un colectivo de público de lo más variopinto: si tus gustos musicales oscilan entre las décadas de los 50 y 60, difícil es que no te satisfagan estos muchachos a lo largo de su variado multi-influencado repertorio: Surf, Rythm and Blues, Garage, Rock and Roll, Twist, Exótica, Frat... si añadimos a la coctelera unos músicos como la copa de un pino, con gran sentido del humor, que no solo saben tocar bien, sino que disfrutan haciéndolo y son capaces de transmitirlo al respetable, tienes a Los Twangs. Y te lo perdiste... peor para ti. Una pena lo de la escasa asistencia. Hubo bajas más que justificadas, cierto es. La coincidencia con otros conciertos  fuera de la comunidad hizo que incondicionales de estos eventos optasen por su mejor elección. Pero es que aún así, hubiésemos estado, en el mejor de los casos, esos, los de siempre, y así no hacemos nada.

Bueno, pues ante un público más que reducido, pero entregado, aparecieron, con perfecta imagen corporativa, elegantemente ataviados con camisetas "Wally", su inconfundible Fez y gafas de sol, Francho a la guitarra y voz, Javi a la otra guitarra y voces, Jesús al bajo, y Sam a la batería y voces. Pero, ¿no eran cinco? Tú lo has dicho, eran, ya no tienen saxo...pues a mí me suenan de puta madre también así. Pues ole. Ole, ole y ole. Estos cuatro fenómenos, con más tablas que San José en épocas de bonanza en el negocio, dieron una lección de entrega y saber estar en el escenario que pocos grupos serían capaces de hacer ante tan desmotivador número de asistentes. Gracias.

Estos surferos del Ebro dieron buena cuenta de sus temas propios de su primer LP, “Let´s dance”, “Do the Twang” o la “instroika” “Twanguska”. También sonaron grandes cortes de su Mondo Twango, como “I got sweets” y una ovacionada “Brigitte”, de Marcos Sendarrubias, entre otras. No faltaron buenos covers, como el rocanrolero “Money” o el surfero “Squad Car”, por poner un par de ejemplos.

Hicieron un repaso a su último trabajo discográfico "Conjunto los Twangs canta en español" con el "Twist de María Amparo" de los Top Son," No lo ves" de los Mustang, la auto-adaptación de "Nunca tengo bastante" de los Coasters  y el "Voy a enloquecer” de James Brown que castellanizaron los Gatos Negros. Un EP altamente recomendable.  

Ante unos solicitadísimos bises, interpretaron un “Bo Diddley won´t be back”, con unos improvisados "máquinas" (machines) a las maracas, un “Caravan” con mini-conga incluida, y un reclamado “Demolición” que a poco acaba haciendo con las escaleras de acceso al escenario lo que los Saicos querían hacer con la estación del tren.

El público quiso más, y tuvieron el detalle de adelantarnos algo de su próximo trabajo: un tema titulado "Cool enought" que presentaron con la pregunta: "¿Somos suficientemente cool para tocar en Valladolid?" Pues parece ser que no, porque si no, en vez de en un bar de pueblo hubieseis tocado en una terracita "cool", con ambiente "cool", y ante un abundante, selecto y entendidísimo público "cool" que jamás has visto y verás en otros conciertos. Que les den por el "cool".

Muy grandes estos Twangs. Me quito el sombrero...y me pongo el Fez.

 

Texto y foto: Waldon Ran

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas