Marwan + David Copper

Valladolid, 9-Mar-2012

Antes de nada, he de confesar que nunca he sido una gran seguidora de cantautores; siempre me han parecido demasiado “pasteloso-sensibleros”, y la verdad es que Marwan no se queda corto, sin embargo me encanta, así que cuando me enteré de que venía no me lo pensé dos veces.

El concierto comenzó con David Copper como artista invitado, que a ritmo de guitarra fue calentando a un público que al principio de la noche se mostraba algo frío, regalándonos temas como “Aviones de papel” o “Noviembre”. Un segoviano del que ya hemos tenido el gusto de oírle con su guitarra por esta ciudad en el Día de la música. Se mostró, en varias ocasiones, gratamente agradecido por la cantidad de gente con la que tenía la oportunidad de compartir su música y sintió pena a la hora de decirnos adiós.

 

A pesar de no salirse del papel de "cantautor" en el sentido más clásico de la palabra, sus letras y su actitud derrochaban esfuerzo y sentimiento por conseguir hacerse un hueco entre "los grandes". Y eso es algo que "los grandes", en cuanto llegan arriba, olvidan con facilidad.

En seguida dió paso al gran Marwan

La actuación de Marwan superó con creces mis expectativas. Lo que comenzó siendo un simple concierto se transformó en un divertido espectáculo. No solo pudimos escuchar la increíble voz del artista, sino que además descubrimos lo polifacético que es, mezclando música con humor, deleitándonos con imitaciones de autores como Sabina, Serrat, Ismael Serrano o incluso David Bisbal, y ofreciéndonos un pequeño recital de poemas del reciente libro que ha sacado.

Sus canciones son autobiográficas y, como buen cantautor, justo antes de cada tema nos explicaba lo que le motivó a escribir, que al final le ha dado más alegrías que disgustos.“Me estoy forrando con mi ex”, decía bromeando.

Abrió el concierto con “Te podría decir”, junto con el violinista Marino Saiz, quien le acompañó durante todo el espectáculo. Tocaron varios temas de su nuevo disco “Las cosas que no pude responder”, y también algún clásico de “Trapecistas”.

Ya hacia la mitad del concierto el público se volcó con “Palabra por palabra”, quizá la canción más conocida del artista por haber sido cabecera de un programa de televisión. Todo el Cervantes repetía el estribillo y lo acompañaba con palmas incansablemente.

 

Además hubo sorpresas, colaboraciones que no esperábamos como la del granadino Fran Fernández que tocó alguno de sus temas mientras Marwan se tomaba un pequeño descanso.

Llegando al final del concierto, Marwan se baja del escenario acercándose más al público para cantar la canción que da título a su álbum “Las cosas que no pude responder”. En acústico y sin micro -no le hace falta- su voz llenó el auditorio hipnotizándonos cual canto de sirena.

 

Marwan concluye su función, se despide rápidamente de los vallisoletanos y desaparece del escenario. Muchos ya imaginábamos que volvería al escenario a cantar la última y, en efecto, a los pocos segundos reaparece tras los gritos de “¡¡otra, otra!!” con “Canción a mi padre”, una canción realmente emotiva, pues habla del conflicto palestino que vivió su padre, poniendo fin a lo que fueron casi tres horas de espectáculo.

 

Un concierto quizá largo para muchos pero desde luego muy breve para las enamoradas de las canciones del artista, como la que escribe estas líneas.

Ha prometido volver pronto, así que…¡¡ya podéis contar los días para tenerle de nuevo por aquí!!

Organiza: Quadrilatero cultural

Crónica: Laura Domínguez

Fotos: Javier González

Más en VaWeb:

David Copper ::: Marwan

VaWeb