NIÑOS MUTANTES

SALA BITÁCORA (Valladolid). 30/11/2012

El pasado viernes tuvimos la oportunidad de disfrutar de los granadinos Niños Mutantes. Una de las mejores bandas del panorama independiente de nuestro país.

El evento fue en la nueva Sala Bitácora que se encuentra en el centro comercial Parquesol Plaza. Una sala que ha ampliado su aforo gracias a su unión con el local contiguo. Siendo este el primer concierto de esta nueva sala y el último que ofrecen este año los Niños Mutantes.

Media hora pasada las diez de la noche salieron a escena con una cálida acogida por parte del público.  Abrieron la actuación con tres temas del álbum Las noches de insomnio publicado el año 2010; Días complicados, Mi mala memoria, Las noches de insomnio.

Después de hacer un pequeño guiño a su último disco con los temas: Querer sin querer y Volverás, nos invitan a hacer un pequeño viaje en el tiempo hasta su primer trabajo: Mano, parque, paseo, ofreciéndonos una versión del single Veneno-Polen e inmediatamente después regresamos al futuro para corear todos uno de los singles de Náufragos: Caerán los bancos, canción de rabiosa actualidad.

Con el público entregado y con ganas de mucho más, llega otro de los momentos álgidos de la noche. Alberto Martínez, cantante de la banda, coge la acústica y se marca una versión en solitario del tema Florecer, perteneciente a su segundo disco Otoño en agosto.

Con su voz tan personal nos adentra en un mundo “mutante” lleno de Sapos y Culebras (Todo es el momento, 2008) y de dónde podremos escapar cogiendo La Puerta o ser Náufragos (Náufragos, 2012) en un universo Errante (Las noches de insomnio, 2010) donde por último podremos jugar a Hundir la Flota (Náufragos).

La recta final de la noche la dedican a alguna de las versiones que han realizado a lo largo de su trayectoria. Nadie te quiere ya, canción de Los Brincos, que según ellos fue una de las mejores bandas que han existido en nuestro país. Y culminando la noche, algo más folklóricos, con Como yo te amo, canción que popularizó Rocío Jurado.

Una sala con muy buena acústica, un sonido excelente aunque una puesta en escena correcta pero quizás algo floja, muy habitual entre este tipo de bandas, fue lo que pudimos  ver la noche del pasado viernes en la Sala Bitácora de Valladolid.

 

Texto: Rubén Flaco

Fotos: Juan con Hielo

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas