PABLO ALBORÁN

Cúpula del Milenio. 12-04-2012. Valladolid

Una apuesta segura. Pablo Alborán no dejó libre ni una de las cerca de mil sillas que se dispusieron en la Cúpula para su concierto en formato acústico. Tres guitarras y un bajo. En algún tema se echó en falta más orquestación pero es lo que tienen estos formatos íntimos. Se busca la cercanía con el público, que volvió a ser mayoritariamente femenino. Pablo, agradable, guapo y con ese toque andaluz en su afinada voz, tiene todos los ingredientes para conquistar.

Sea cual sea el origen de su éxito, haya habido o no marketing de por medio, youtube le catapultó al éxito. Y parece que viene dispuesto a quedarse subido a él.

Aparece solo en el escenario, con su guitarra para comenzar con "Desencuentro". Tras la entrada de sus 3 músicos (y sin Carminho) suena "Perdóname", del que podéis ver un extracto en video. El público ya parece entregado para "Miedo", sin duda una de sus mejores composiciones, e inocentemente le pregunta si son cómodas las sillas.


Parece ser que Madonna estaba detrás esperando y por eso nos invita a bailar con "Ladrona de mi piel", "Vuelve conmigo", "Caramelo" y "Volver a empezar". Promete volver pronto y sus fans le gritan "Tú sí que vales, ..."

Tuvo tiempo y respeto para "El sitio de mi recreo" de Antonio Vega. También acabando el concierto se atrevió con "La vie en rose" que su madre francesa le cantaba de pequeño.

A veces nos pueden las emociones y eso fue lo que le pasó a una espectadora. Mientras Pablo explicaba el dramático origen de "Loco de atar", una historia sobre un mendigo de Madrid, la fan se acercó a entregarle unas flores y pedirle que se casara con ella.

 



Antes de despedirse se arranca por bulerías sin micro y al borde del escenario.

Regresa con "Solamente tú", "La vie en rose", "Te he echado de menos" y se despide tras hora y media de concierto con "Volver a empezar".

Con un solo álbum de estudio en el mercado y varios temas inéditos en su nuevo trabajo "En acústico", Pablo Alborán demostró su buen hacer como cantante y compositor.



Fotos: Giuseppe
Texto. Silvia Martínez


 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas