Animalfantasma +
Peter Pan Speedrock
Viernes 31 de enero de 2012. Sala Porta Caeli
MARTES 31, concierto de los Peter Pan Speedrock (PPSR), ¿Concierto un martes?, pues sí, las giras internacionales tienen estas cosas para las ciudades pequeñas,...¿Concierto un martes?, ¡¡Pues vamos¡¡

La noche tiene hambre de rock y abren Animalfantasma presentando disco también, se ganaron el puesto de teloneros de PPSR a pulso tan sólo dos días antes, en la fiesta de presentación del nuevo disco de la banda pucelana, honestos, elegantes, directos y por momentos brutales.


Y llegaron los PPSR. La batería anclada al suelo, un par de pantallas y un par de cabezales para el guitarrista y el bajo de tres cuerdas afinado y distorsionado, listo para la carrera.
Dicen de ellos que son unos fanáticos de la velocidad, lo demostraron en las primeras canciones, sin descanso, a un ritmo frenético y con el objetivo de Peter, guitarrista y voz, de acercar al público y no tener esos tres metros tan típicos en estas tierras, señalando uno a uno, persiguiendo con contundencia esa conexión. No hay distancia entre público y grupo, en su concierto, ellos salen enchufados desde el minuto uno y quieren que el público se enchufe también, con cualquier artimaña, como gritar el nombre de los teloneros y desafiar a la gente a que se acerque y se sienta parte indispensable del espectáculo.

Grandes estos Peter Pan Speedrock, que presentaban por esto lares su disco We Want Blood (2010) cuyo tema homónimo fue uno de los más “cantados” por el público. Un rocoso batería que hizo las delicias de cualquier fanático del instrumento, un visceral bajista que no dejó un palmo del escenario sin pisar y que descerrajaba con su bajo un sonido que encajaba perfectamente con la guitarra, además del incansable espectáculo de la cabeza visible de este trío, nos sumergieron en una noche de rock de alta velocidad y nos dejaron el cuerpo de fiesta un martes helador pucelano por la noche, con el permiso de la banda de no ir al trabajo, escuela, universidad al día siguiente. ¡Permiso especial para el rock!

 
Crónica por M. Fotos por David Izquierdo