ALMAS MUDAS + SIDECARS
VIERNES 17 DE FEBRERO DE 2012. PORTA CAELI. VALLADOLID
Una noche más de conciertos en la que esta vez, Porta Caeli apostó por el pop-rock, de la mano de “Almas Mudas” y de los, cada vez más conocidos, “Sidecars”. Por un lado, los componentes de “Almas Mudas” salieron con ganas de darlo todo y de cambiar la opinión de cualquier excéptico que desconfía ante un grupo desconocido; y por el otro, “Sidecars”, ya veteranos de Porta Caeli que supieron manejar un público entregado desde el primer hasta el último acorde.
Los zaragozanos “Almas Mudas” han sido apadrinados por “Sidecars“ y han sabido cómo sacarle partido. Aunque llevan ya cinco años metidos en este mundillo, hasta el año pasado no dieron el salto, sacando a la luz su primer trabajo, titulado “Pura Velocidad”, caracterizado por guitarras rápidas y cambios de ritmo, que impiden encasillarlos bajo ningún estilo típico. Canciones como “muñeca hinchable”, “Tu canción de Grease” o la que da nombre a su disco sonaron durante la hora que estuvieron sobre el escenario. Desde el primer momento supieron conquistar al público, animando a todos a corear sus letras, sin miedo a nada. Y la gente respondía gratamente, cosa que no ocurre siempre cuando aparece un grupo desconocido. Y, es que, aunque por aquí no se ha oído hablar mucho de ellos, son numerosas sus actuaciones por Zaragoza, obviamente, y por multitud de salas de Madrid, lidiando con todo tipo de público. Por otro lado, han tenido la oportunidad de aparecer varias veces por televisión, de ahí que sus ganas de luchar por seguir adelante sean admirables.
Algo antes de las once de la noche apareció en el escenario el plato fuerte de la noche. La banda liderada por Juancho supo mantener el listón impuesto por sus predecesores. Todas y cada una de sus letras eran coreadas por todos, lo que dio pie a que Juancho jugara con la multitud, cambiando alguna palabra a propósito, incluso la entonación y el ritmo. Durante casi dos horas dieron un buen repaso a casi todos sus temas, permitiéndose el lujo de versionar temas como “rehab” de Amy Winehouse, entre otros, que sirvieron de introducción a temas propios. Temas rápidos y potentes como “El jugador” o “Si nada sale bien” de su primer trabajo entremezcladas con temas algo más lentos y elaborados como “fan de ti” y “cremalleras” formaron la combinación perfecta para que todos disfrutáramos aquella noche de viernes. Han sabido encontrar la fórmula reflejando su espíritu canalla pero a la vez tierno, que vuelve locas a las chicas, en cada una de sus canciones, palabras y gestos. Además, nos anunciaron que están acabando la gira y que en breve se pondrán a la carga para componer un nuevo disco, que seguro que acabará siendo un éxito, como todo lo que hacen.

Cuando se acercaba la hora de recoger todo el público se volcó, rogando que no se fueran, y la banda regaló un bis bastante elaborado para que todos quedaran satisfechos. Y es normal, cualquier grupo agradece estar arropado entre tantos seguidores como les lleva ocurriendo a Sidecars cada vez que hace escala en Valladolid. Si hay alguna pega que poner, fue algún fallo de sonido en momentos puntuales. Sobre todo entre canción y canción. Y otra cosa que cada vez observo más en muchas bandas; esa obsesión por cambiar tanto las guitarras entre canciones. Lo veo un poco absurdo, ya que podrían adaptar el set list para hacer los mínimos cambios. Personalmente, a pesar de que el tiempo de cambio es mínimo y lo llevan todo preparado, le resta fluidez al espectáculo.

Y hasta aquí una noche más de directo en la que todos disfrutamos de buena música en Porta Caeli, una sala en la que el entusiasmo y la participación de los asistentes son directamente proporcionales al calor que se pasa. Un calor subsanable que se olvida rápido en cuanto suenan los estribillos de las canciones.

Crónica: Javier González
Fotos: David Izquierdo

 

Sidecars en Valladolid, dic-2010

Crónicas