JUEVES 9 DE AGOSTO

Rebeca Jiménez..Templeton..No Band For Lluvia..Anni B. Sweet
The Cabriolets:::Los Enemigos

El primer día del festival tuvo como cabeza de cartel a la mítica banda madrileña Los Enemigos, optando así por un perfil más o menos clásico, tal y como sucediese en años precedentes con Loquillo o La Frontera. También, a diferencia de otros años, se cobró entrada para acceder al recinto, lo que quizás redujo el total de público. El primer concierto del que pudimos ver algo, si bien de manera breve tras recoger la acreditación, fue el de Rebeca Jiménez, quien ante un público más bien escaso, y a pesar del calor y de la temprana hora, se entregó con fuerza a ese pop-rock de aroma clásico. Las presentaciones, la cena etc. tampoco permitieron disfrutar enteramente del concierto de Templeton, pero desde la distancia pudimos observar cómo la banda ofrecía con elegancia ese pop tan característico presente en canciones como “Miedo de Verdad y en Condiciones” o “Las Casas de Verano e Invierno”.

Tras el pertinente avituallamiento nocturno, el Escenario Castilla y León es Vida fue testigo de la actuación de No Band For Lluvia, ese supergrupo compuesto por la actriz Lluvia Rojo y por músicos tan reconocidos como Lyndon Parish (The Sunday Drivers) o Guille Mostaza (Ellos). La propuesta sónica de la banda parece interesante, con una mezcla de sonidos rockeros con matices oscuros, pero la actuación quedó relativamente deslucida por la voz de Lluvia, que en algunas ocasiones caminó por libre, ajena a la tonalidad de las canciones, con unos aullidos que no encajaban bien armónicamente. Tampoco es cuestión de juzgar el trabajo de una banda por una sola actuación, si bien canciones como “The Long Run” quedaron algo ensombrecidas por este hecho, puesto que el grupo suena bien a nivel musical y Lluvia lo da todo sobre el escenario.

Todo lo contrario sucedió en el Escenario Ribera del Duero con el concierto de Anni B. Sweet, quien ofreció una actuación impecable a nivel sonoro y vocal, con una banda en la que destacaba el ubicuo Manuel Cabezalí (Havalina), un guitarrista de tremenda personalidad. Además, contó con la colaboración de los vetustos David “el Indio” y Guillermo Galván (productor del disco). Si en el concierto de presentación de su último trabajo en Valladolid se notó ligeramente que la banda aún estaba en las etapas iniciales de la gira, el jueves pudimos comprobar que las piezas se encuentran ya perfectamente acopladas, que este segundo disco (y su consiguiente puesta en escena) es mucho más que el proyecto en solitario de una cantautora. A lo largo de algo menos de una hora repasó canciones de “Oh, Monsters!”, como “Ridiculous Games 2060”, “Catastrophe of Love” o “Goodbye Child”, y otras de su álbum debut, como “Motorway’ u “Oh I Oh Oh I”, aunque sin duda el punto álgido de su actuación fue “Getting Older”, primer single de su última obra, que sonó en la fase final de su concierto. Anni sigue siendo tímida sobre las tablas, pero una vez que la música comienza a sonar se transforma: puro sentimiento tanto en los momentos íntimos como en los pasajes más intensos.  

Lo primero que sorprendió al ver a The Cabriolets fue comprobar que Manuel Cabezalí también estaba sobre el escenario, un par de minutos apenas desde que terminó la actuación de Anni B Sweet, lo que da fe de su don de la ubicuidad (incluso hubo quien bromeó sobre si había pasado de un escenario a otro en una tirolina). La banda, capitaneada por una enérgica Bimba Bosé (quien no paró durante toda la actuación) nos brindó un más que correcto concierto de pop con aires de otros estilos como el rock o el post-punk. A decir verdad, se trata de un grupo al que no he seguido demasiado, pero la interpretación de canciones como “Allegory” dejó un buen sabor de boca.

Y llegó el turno de, el plato fuerte de la noche para muchos de los asistentes, constatándose que la media de edad había subido ostensiblemente durante la actuación de Josele y compañía. Da igual que haya pasado más de una década desde su última actuación en Sonorama, tal y como se encargaron de recordar. El grupo no ha perdido un ápice de su magia y su fuerza sobre el escenario, y así lo demostraron en canciones como la inicial “John Wayne”, “An-tonio”, “Señora” (versión de Joan Manuel Serrat) y tantas otras. A destacar la gran habilidad instrumental de todos sus miembros (en especial de Josele Santiago y Chema Pérez), y la naturalidad de la banda sobre el escenario: lo mismo dedicaban la genial “Me Sobra Carnaval” al recientemente fallecido Sancho Gracia, que criticaban sutilmente la subida del IVA, hacían referencia irónica al Blu-Ray o conminaban al público a no quedarse quieto ante los atropellos que estamos sufriendo por parte de los poderes públicos. Y el respetable contestó cantando a pleno pulmón himnos como “La Otra Orilla”, “Septiembre” o “Desde el Jergón”. Tras los pertinentes bises (de los pocos artistas que pudieron hacerlos en el festival), el grupo termino triunfalmente su actuación con “Complejo”.

En la carpa Biofrutas siguieron las actuaciones, aunque parte de los asistentes emigraron al centro de la localidad a disfrutar de los sets de Pin & Pon Djs y Chema Rey. Nosotros decidimos retirarnos, ante la avalancha de conciertos que se avecinaban en días venideros.

Texto: Álvaro R Osuna.

Fotos: Jacobo R. Cedidas por la organización

 

Intro ::: jueves ::: viernes ::: sábado ::: domingo

 

Otras ediciones del Sonorama:
2002 2004 2005 2008 2009 2010 2011

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas