The Clams

Sala El Sol (Madrid), 11-10-2012)

Si les digo “Las Almejas” no sabrán de quién les estoy hablando pero si digo “The Clams” la cosa cambia ¿no? Ayyy, si es que va a ser verdad que todo suena mejor en inglés… Pues estas ocho mujeres se dieron cita con sus fans, familiares y amigos en la madrileña sala El Sol para presentar su primer trabajo discográfico, el EP “Yes, she can do it”, tras meses girando por salas dando a conocer su original propuesta y tocando incluso en el parque de Las Vistillas en las pasadas fiestas de San Isidro en Madrid.

El evento era completo porque su amigo Jorge Rueda hacía de maestro de ceremonias para antes de empezar su actuación presentar el video-clip de su primer single “Happy as a clam”.

Una vez suben al escenario las ocho integrantes de la banda comienza su descarga de elegancia y sensualidad (más en la música que en su uniforme) con ese sonido R&B que pasa por su particular filtro las influencias de soul, swing, blues y rock ‘n’ roll para traer a los oídos del público actual el sonido de la primera mitad del siglo XX de los Estados Unidos de América.

Fueron intercalando los cinco temas que forman parte de su EP con versiones de clásicos del género como “I wanna make love to you” de Etta James o un par de canciones de Ray Charles como la archiversionada “Hit the road Jack” que interpretaron ya en los bises.

“Take it and shake it” se mueve en el terreno del rockabilly tipo Vinila Von Bismarck and The Lucky Dados, “Strong & proud” que también sonó en la primera parte de la actuación es un tema sexy, con los susurros de la bajista Marina Clam sirviendo de base para la melodía de voz principal de Aida Clam en clave de blues en uno de sus mejores temas. “Spent by your side” es una preciosa balada soul y “Yes, she can do it”, la canción que da título al EP, tiene un aire psicodélico, de rock de los 70’ muy interesante, y así, entre contoneos,  grandes melodías de vientos, contundentes líneas de batería, íntimos arpegios de guitarra, preciosos arreglos de teclado y voces cuasi perfectas se va extinguiendo la actuación de ocho artistas que si hay un mínimo de justicia en este mundo de la música deberían llenar salas más grandes, pero mientras llega ese momento siguen ahí, deleitando a un público selecto que llena pequeñas y medianas salas para verlas y ellas pues “feliz como una almeja”.

Txt y fotos:  David González


 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas