THE MORNING REAVER

Espacio Joven de Valladolid, 5 de mayo de 2012.

 

 

La breve trayectoria de The Morning Reaver hasta el momento, según cuentan ellos mismos, es más una concatenación de casualidades que el resultado del empeño de sus integrantes. No creo que cuando compuso los temas del EP que han publicado recientemente Álvaro R. Osuna tuviera intención de presentarlos en directo con una banda como esta noche. Ni mucho menos que se le ocurriera que apenas una semana después serían los teloneros de una de las nuevas sensaciones del indie. Y sin embargo, aquí estamos.

 

Frente a una concurrencia no demasiado numerosa, aunque el ambiente íntimo seguramente casa con la ocasión, Álvaro y Dino Martín se suben al escenario y ante la sorpresa de los presentes ofrecen al público una docena de latas de cerveza Mixta, sorteando las restricciones del Espacio Joven. Y con este ánimo tan distendido, los dos nos brindan una interpretación de “The Old Man and the Sleepless Hero” que en directo resulta francamente emocionante. 

 

 

Pero aunque ellos sean los únicos miembros oficiales del grupo, la sección rítmica que los acompaña en este estreno en directo, músicos con una amplia trayectoria en la escena vallisoletana, consigue robarles el protagonismo en muchos momentos, insuflando una energía inesperada a temas como “My Brother” (que en estudio no me había gustado especialmente, lo confieso) y “Where We Belong”, que se convierte en uno de los puntos culminantes del concierto. Los cuatro desprenden una química fascinante y consiguen que ni siquiera algunas versiones un tanto intrascendentes, como “All Apologies” o “Jesus Doesn’t Want Me for a Sunbeam”, desentonen dentro del repertorio de la banda. Una gran actuación de David Vila al bajo y Guille Aragón a la batería. El último tramo de “The Silent Past” es tan intenso que podría haberse alargado indefinidamente sin que nadie lo notara.

 

El homenaje definitivo al grunge de “Better Man”, que Extrañas Compañías tocaron en este mismo escenario hace algún tiempo, y donde Álvaro demuestra que es uno de los mejores cantantes que tenemos en nuestra escena, habría sido una conclusión perfecta. Después de esto, un tema en solitario era una apuesta arriesgada. Y todo el mundo sabe que no soy amigo de los bises. Pero en esta ocasión se lo perdono porque “I Can’t Help Falling in Love with You” es una de esas canciones que me ponen la carne de gallina desde que era niño.

 

 

“Sorprendente” es la primera palabra que me viene a la cabeza cuando todo acaba. Y ahora más que antes, confío en que esta banda sea más que un capricho pasajero, que sigan dándome sorpresas agradables como la de esta noche y que en la próxima pueda tomarme una cerveza como es debido. Ya puestos.

Texto: Juanjo Llanos

Fotos: La banda

Reseña cd. The Morning Reaver 2012

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas