Ainhoa Arteta

Auditorio Miguel Delibes. 6 de julio de 2013. Valladolid

Fotografía: Giuseppe Foto

Texto: Lara Ausensi

 

EL BROCHE FINAL AL CICLO GRANDES VOCES 2.

La soprano Ainhoa Arteta y el barítono Juan Jesús Rodríguez ponen final al Ciclo Grandes Voces 2, logrando una cálida acogida y aplauso unánime por parte del público vallisoletano.

En esta ocasión, la Orquesta Sinfónica de Castilla y León estuvo bajo la batuta del Maestro Emmanuel Joel-Hornak, en lugar de su director titular. Si bien el programa entrañaba cierta dificultad, especialmente en la segunda parte, fueron no pocos los esfuerzos realizados por Joel-Hornak a la hora de mantener la fluidez y tensión requeridos en cada una de las obras interpretadas. La primera parte -dedicada a W. A. Mozart- estuvo un tanto floja y carente del brío que precisaba, algo que se notó especialmente por parte de la orquesta en las Oberturas de 'Las Bodas de Fígaro' y 'Don Giovanni'. Las arias escogidas por la soprano, 'Porgi Amor' y el 'Mi tradi quell'alma ingrata', eran arriesgadas, y no mostraron todo el potencial y esplendor al que nos tiene acostumbrados. No así sucedió con el barítono, quien mostró las cualidades de una voz redonda, carnosa y de vibrante proyección en su registro medio-agudo. Pese a un pequeño 'desliz' en el Aria de 'Don Giovanni', estuvo correcto en su interpretación.

El dueto final 'La ci darem la mano' estuvo poco ajustado -por ambos- en cuestiones de intensidad, mordente y caudal. Por el contrario, la segunda parte nos mostró a una orquesta -ampliada en su plantilla, por exigencias de las obras interpretadas- precisa y de matices exquisitos y a unos intérpretes brillantes que transmitieron fuerza, convicción y dramatismo. El repertorio verista y del 'fin de siècle', es sin duda el que mejor se ajusta a nuestra Diva más internacional. Estuvo magnífica interpretando a 'Manon' de Puccini, ejerciendo un contrapunto perfecto a Juan Jesús Rodríguez después del aria de 'Tonio', en 'Pagliacci' de Leoncavallo. El dueto final de Germont y Violetta, de 'La Traviata' de Verdi, consiguió el efecto 'in-crescendo' y supuso el clímax del recital, en el que los dos cantantes ofrecieron la máxima expresión de su arte.

Acogidos por un público entregado, el quasi lleno total y la calidez de los aplausos nos dejaron unas propinas deliciosas, en los que Ainhoa Arteta, cedió su protagonismo a Juan Jesús Rodríguez. La soprano hizo su intervención con la 'romanza' de 'La del manojo de rosas', de Pablo Sorozábal, seguida por el barítono que demostró moverse como pez en el agua con el repertorio español con la 'romanza' de 'Luisa Fernanda', de Federico Moreno Torroba. Ambos pusieron el broche final con el dúo de la misma Zarzuela.

Fotografía: Giuseppe Foto

Texto: Lara Ausensi

 
 
cylcultural *********crónicas