Andrés Suárez

Sala Kerala, 6 de Junio de 2013. Valladolid


Andrés Suárez llega a Valladolid de mano de Cadena Dial presentando su nuevo álbum Moraima. Un cd+dvd en directo que repasa los 15 años de su carrera e incluye algún tema inédito para la ocasión.

Invitaciones agotadas, público en la sala, comienza el concierto. Andrés Suárez no sube solo al escenario, lo hace acompañado de Marino Sáiz y Andres Litwin.

Marino Sáiz es un músico que hace colaboraciones con muchos cantautores de este país y le da a las canciones un toque muy personal e íntimo. Esta noche tocó teclado y violín.

Andrés Litwin tocó la batería y el bajo. Y os estaréis preguntando: ¿cómo va a tocar el bajo y la batería a la vez? Pues lo hizo posible porque el bajo lo tocaba con el pie, algo muy curioso.        

Los tres músicos estaban emocionados porque tienen pocas ocasiones de ir a las ciudades y tocar en formato trio. Con todos ustedes: el trío Moraima.

Las primeras canciones en sonar fueron Piedras y Charcos, Imagínanos y Esta vez, si puedes.

El siguiente es un tema nuevo llamado Voy a volver a quererte, que Andrés se la compuso a una persona mientras dormía. Aquí todos cambian de instrumento: Andrés al teclado, Marino al violín y Andrés Litwin a la guitarra. Grandes músicos que pueden tocar cualquier instrumento.


Con Más de un 36, Benijo, 320 días (hace un año) y La vi bailar flamenco, la gente vive momentos de cantar lo más alto que puede mezclados con momentos de estar en total silencio sólo para escuchar la voz de Andrés.

Rosa y Manuel está dedicada a los abuelos de Andrés, que se llamaban Mundo y Soledad. Quiso regalarles una canción porque su abuelo tenía Alzheimer, “le llaman así a una enfermedad y creo que eso va mucho más allá de la propia muerte”, comentó emocionado. A todos los allí presentes nos puso la piel de gallina, también nos emocionó y se lo demostramos en forma de aplausos.


En este punto del concierto, Andrés nos confesó que “todo sigue como siempre, sigo escribiéndole canciones a mi ex, aunque tras escribir Necesitaba un vals para olvidarte creo haber cerrado ese ciclo”. Y después de estas palabras la compartió con todos.

Para ir cerrando el concierto, algo más corto de lo habitual, interpretó Números Cardinales. Con ella se dio a conocer de la mano de Tontxu en el año 2007 y a día de hoy es el primer single de Moraima y Cadena Dial lo está promocionando en sus emisoras. 


Se despidieron con Lo malo está en aire y todos los presentes saltando, cantando y aplaudiendo.

Cuando se bajó del escenario,  el artista dedicó un rato largo a hablar con los asistentes, hacerse una foto y firmar sus discos.

Andrés Suárez se entrega en cuerpo y alma, y hace que cuando termina tengas ganas de volver a verlo, más pronto que tarde.

Texto e imágenes: Jorge Hernández Vega

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas