BARRICADA

Dice Adiós

Último Concierto

22 y 23 de noviembre de 2013. Anaitasuna de Pamplona

Texto y fotos: Inés Kasado

Barricada... os habéis llegado a considerar el último grupo de la hornada del Rock Radical Vasco? Si tuvierais que elegir... La Polla Records, Potato, RIP, Cicatriz, o Tijuana in Blue.

La verdad es que no es algo que nos haya pasado demasiado por la cabeza el pensar si éramos el último grupo de esa hornada o no. Nosotros seguíamos nuestro camino mirando hacia adelante y punto, pero ahora que dices, realmente sí que lo hemos sido. Creo que ninguna de esas bandas continúa como grupo. Cicatriz siempre fueron nuestra debilidad por sus canciones tan directas, contundentes y llenas de rabia. Incluso hubo una época en la que “aprieta el gatillo” iba en nuestro repertorio bastante a menudo. Con Tijuana in blue también tuve mi momento, en su etapa más rockera. Llegué a producirles 3 discos por aquel entonces, además de que había una gran amistad con ellos y la sigue habiendo.

Y hablando de Cicatriz, ¿cómo fue para hacer el tema...  de Natxo?

Supongo que te refieres a cuando dedicamos nuestro tema “a toda velocidad” a Natxo Cicatriz. Es que escuchabas la letra y conocías a Natxo y eran lo mismo, vivir a toda velocidad, como un ciclón. Era un tipo que arrasaba allá por donde iba, incluso después de su accidente, cuando iba con las muletas. Un tío increíble y una banda demoledora.

Muchos son los que os han aconsejado que hicieseis una gira de despedida... que podríais haber aprovechado incluso en Sudamérica, Inglaterra, Europa... ¿qué diferencias visteis en el público hispano y el de otras partes? ¿Cuál es el festival que más os ha  impactado?

Lo de la gira de despedida es algo que se nos pidió pero que en ningún momento nos llegamos a plantear en esta última etapa. Especialmente porque decidimos hacer un concierto final, en Pamplona, al final se terminaron haciendo 3 llenazos en el pabellón Anaitasuna, algo histórico porque nunca nadie lo había hecho antes. Y después de eso nos parecía una falta de respeto para la gente de fuera que había comprado entradas, reservado hoteles y demás, con el esfuerzo que eso supone, presentarnos de nuevo en su ciudad. Ni nos lo planteamos porque una vez anunciadas esas tres fechas y con las entradas vendidas, ya no había vuelta atrás.

Fuera del estado hemos salido poco a tocar. Y las veces que lo hemos hecho se pueden considerar casi anecdóticas. Nuestro público estaba aquí, y quizás en Sudamérica, que es algo por lo que nunca llegamos a decidirnos plenamente, salvo nuestro viaje una vez a tocar en Buenos Aires. Hemos tocado en Nueva York, Zurich, Londres, Bruselas, Buenos Aires, Portugal, sur de Francia… como ves se pueden contar con los dedos de una mano. Eso sí, siempre han sido conciertos memorables y allí donde hemos ido nos hemos sentido arropados, tanto como cuando tocamos en este país.

A mí personalmente, como a mucha gente, el concierto más impactante fue el último, el del 23 de noviembre. Siempre hemos visto a la gente volcada con nosotros pero lo de ese día fue insuperable. Parecía que lo del 22 no se podía superar, pero llegó el 23, era el último, y había veces que las voces del público nos tapaban a nosotros. Increíble e insuperable.

¿Qué sentisteis al ver llorar a tanta gente en vuestros últimos conciertos...? ¿Barricada también llora?

Nosotros tuvimos el nudo en la garganta muchas veces esos días. Hubo lágrimas abajo pero también las hubo arriba. Yo soy una persona muy fácil de emocionar, las muestras de cariño me tocan la fibra enseguida y esos días hubo tantas, que hubo momentos en los que no se pudieron contener las lágrimas. Ver desde el escenario a un padre con su hijo llorando los dos a moco tendido, mientras seguían coreando con rabia nuestras canciones, es algo que nunca se me irá de la cabeza. Aún cada vez que lo recuerdo me emociono. Ver a toda esa gente pidiendo más y más, como intentando que nunca nos bajáramos del escenario, bufff, sigo con los pelos de punta y ya han pasado 15 días. Creo que es algo que nos llevamos y nadie nos podrá quitar nunca. Una despedida así creo que no la ha tenido nadie y será difícil que alguien la tenga. Más aún teniendo en cuenta que los 4 encima del escenario estuvimos disfrutando como siempre y lo más importante, siendo todavía buenos amigos. Eso es lo que realmente pasó allí esos días y no tenemos más que palabras de agradecimiento por esa gran imagen que nos quedó en la retina y por los más de 31 años que nos han estado siguiendo y apoyando.

Algunos dicen que tenían que haber colaborado más músicos con los que tenéis relación... ¿Os costó mucho decidir cómo sería el último concierto y qué temas tocar?

Queríamos hacer un concierto dinámico, sin interrupciones y eran las noches en las que teníamos que estar nosotros y nuestro público, cara a cara. Así lo vimos nosotros. Era el día de cantar todas las canciones y de dejarnos la piel nosotros solos frente a ellos. Hubo gente de muchos grupos que estuvieron allí esos días para despedirnos y cantaron con nosotros, mezclados entre nuestros seguidores, porque realmente ellos también lo son. No nos costó mucho hacer la lista de temas, éramos conscientes de que esos días había que hacer un repaso a toda nuestra trayectoria y conseguir que todas esas canciones de toda la vida, te transportasen a otras etapas de tu vida, como en una máquina del tiempo. A fin de cuentas esa es la magia de las canciones, volverte a llevar a momentos muy especiales de tu vida. Y afortunadamente con nosotros hay muchas canciones que te acercan a muchos momentos, para nuestros seguidores y para nosotros mismos.

¿Habéis tenido ofertas ya para compraros la guitarra... del último concierto, o pediros la camiseta o quién sabe qué relacionado con esa última fecha?

No, las guitarras no se venden, todavía les tenemos que dar mucho uso. La camiseta es algo que también te piden muchísimas veces. Ese día nos respetaron en ese tema, seguramente sabiendo que era un recuerdo muy especial para nosotros y que querríamos guardarlas. Yo la tengo guardada, pero tampoco tengo ningún problema en, si un día hay una causa especial, regalarla. No soy demasiado fetichista para esas cosas. Las púas utilizadas esas noches sí que fueron repartidas y muchos las guardarán de recuerdo.

¿Qué ha dejado Barricada en el camino?

Montones de recuerdos, de buenos momentos, de amigos que seguirán estando siempre ahí, de canciones, de emociones, etc…

¿Qué cosas os habéis perdido por tocar y qué no cambiaríais por nada?

Seguramente habrá cosas que no hayamos podido hacer por tener que tocar, pero la verdad es que lo hemos hecho tan a gusto, que ni siquiera las tenemos en cuenta. Las cosas que hemos hecho siempre han sido libremente y si alguna vez hemos metido la pata, nos ha servido para aprender para otras ocasiones. Seguramente habrá cosas que si te pillara ahora mismo, con esta edad y experiencia, no las haríamos, pero ahora es muy fácil de decir. Creo que las decisiones que se han tomado siempre han sido pensadas y consensuadas por el grupo, porque esto siempre ha sido una banda de rock de 4 personas, donde todos exponíamos nuestra manera de ver las cosas.

Y por último, ¿Y ahora qué? ¿Teneis nuevos proyectos? Después de haber llenado polideportivos, salas de concierto, haber salido a tocar al extranjero… ¿Cómo afrontais esta nueva etapa? ¿Qué perspectivas teneis para los proyectos en los que estais trabajando? O podríais vivir con los royalties que generan todos los discos que habéis editado?

No somos gente de parar quietos. Siempre estamos haciendo canciones, para Barricada o para nosotros mismos. Si ahora no está Barricada, serán para proyectos propios. Yo ya estoy centrado en mi proyecto musical, que no va a ser otra cosa que seguir haciendo rocanrol. Las canciones ya empiezan a sonar contundentes y me veo como siempre que empiezo un proyecto nuevo, se llame Barricada o no, con una gran ilusión y ganas de meter ruido. Voy dándole forma sin prisa, sin agobios, pero sin parar quieto, el listón nos lo ponemos muy alto y lo que nunca haré en mi vida será hacer por hacer. A estas alturas ya no tengo nada que demostrar a nadie, así que me dedicaré a disfrutar plenamente con la música, sin agobios ni presiones. Lo que haga me tiene que convencer al 100% y si no, a la basura.

Así que espero muy pronto volver a estar en la carretera, consciente de que son tiempos difíciles, en los que hay crisis económica, pero afortunadamente no la hay en cuanto a creatividad. Esto no acaba nunca ¡!!!

la crónica del concierto del 23-11-2013
entrevistas: Ibi y Alfredo
Comunicado despedida

Barricada en Valladolidwebmusical:

Entrevista 2004

Valladolid 2004

Salamanca, agosto de 2005

Festival Algazara 2006

XXV aniversario Villaba 31-003-2007

Madrid 11 de mayo de 2007

Aranda Duero . 7 de junio de 2008

Report. Gira Otra Noche sin dormir. Ponferrada 08

Palencia 2009

Reseña La Tierra está sorda 2009

Burgos 2010

Isla rock 2010

Valladolid 2012

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas