BLUEDAYS

Plaza Mayor. 1 de agosto de 2013, la Cistérniga, Valladolid

Texto  fotos: Maribel García y Manuel Doval

 

Hace unos días tuvimos la ocasión de ver en la una de las veladas veraniegas de La Cistérniga a una de las bandas que se está abriendo un hueco en el duro mundo del blues y el rock a nivel nacional, se trata de los Bluedays, grupo formado por Carlos Sanz  a la guitarra y voz principal, Jorge Otero “Jafo” al bajo, Nacho Castro a la batería y Mike Terry a la guitarra (que ha sustituido recientemente a Fernando Su). En esta ocasión Bluedays venían en formato six pack, es decir que le acompañaban a los vientos Álvaro Arribas al saxo tenor y Eduardo Velasco al saxo barítono, un atractivo a mayores por si fuera poco el de esta banda de blueseros.

El combo presentaba su disco recién editado “Todojunto”, trabajo que recoge la grabación de una serie de temas de blues y rock que muestra la evolución del grupo y la trayectoria de seis músicos que cuentan con una importante experiencia a sus espaldas, con lo que difícilmente pueden defraudar, pues sus currículos son envidiables.

Con un público heterogéneo y expectante con roqueros, niños, abuelos y gente de diferentes gustos que se encontraban en la plaza, bien a ver el concierto o paseando, la banda se mostró compacta, alegre y festiva, no dejando a nadie indiferente. Sin embargo, en número de espectadores descendió al final del concierto (eso que la noche acompañaba en lo que a meteorología se refiere).

Tras arrancar con “Baby Elephant Walk” el grupo desgranó temas de “Todojunto” intercalados con antiguas composiciones pertenecientes a sus tres grabaciones anteriores. Sonó algún corte de “Guan More Time” como “Dame más calor” o “Natural Born Believer”, del “Tartaruga”. Interpretaron además de la que da título al disco “1500 blues” y del “Bluedays” “Dame más calor”, siendo el resto de las canciones en castellano e inglés del último cede, cortes como “Dont Stop by the Creek”, “Solo una noche”, “Spaguetty & meat balls”, She loves my Automovile o “Viento del norte”, dejando para el final “Tard to be” y “Quiero bailar”.


Como cualquier concierto que se precie la banda para despedirse lo hizo en plan festivo y calentando el show, con los temas “Sweet home Chicago” y Bye bye”, donde los miembros del conjunto demostraron su calidad musical.

En conjunto, una noche en la que los astros de aliaron para lograr grandes momentos de rock and roll con aires tejanos, mejicanos y mucho Rhythm & Blues y rock and roll de corte setentero, músicas que alegran las veladas veraniegas como se merecen, esos sí acompañadas de un heladito y una copita.

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas