EL COLUMPIO ASESINO

SALA BITÁCORA

VALLADOLID  11-01-2013

Abriendo el concierto con el single “Ye Ye Yee” de su primer álbum “El Columpio Asesino” (2003), la banda formada por Álbaro Arizaleta (voz y batería), Raúl Arizaleta (guitarra), Iñigo "Sable" Sola (trompeta, percusiones y sintetizadores), Cristina Martínez (guitarra y voz) y Daniel Ulecia (bajo), nos dejaron bien claro que su intención, desde un primer momento, era hacernos bailar toda la noche.

Y así fue, dando un repaso por su temas más bailongos como “Motel”, “On the Floor” y “Castigadora”, nos transportaron hasta su particular e inmenso universo oscuro y electrónico con uno de los temas más bailados y coreados de la noche “La Marca en Nuestra Frente es la de Caín” de su tercer trabajo “La Gallina” (2008).

El toque más Pop llegó de la mano de los temas “MGMT” y “Corazón Anguloso”, sin olvidar la actitud Punk que se ve reflejada en casi todas sus canciones y quizás también recordando aquel sonido desde lo más profundo del océano que bien interpretaba el grupo de los ochenta Derribos Arias.

Ya en la recta final, antes de la primera parada técnica, las piedras preciosas “Diamantes” y “Perlas” nos dan paso al tema más esperado de la noche, el single de su último disco “Toro” (Diamantes, 2011), donde la sala prácticamente llena coreó, saltó, sudó y sin ningún reproche no paró de bailar, un tema con uno de los mejores riffs dentro del panorama independiente de nuestro país.

Tras un pequeño parón de apenas cinco minutos volvieron a escena con “Destacamento” (La Gallina, 2008) seguida de  “Edad Legal” (De mi Sangre a tus Cuchillas, 2006) donde nos dieron un poco de Chachachá y una dosis de adrenalina para no parar de bailar con “Floto” y “Lucas 44-48” (De mi Sangre a tus Cuchillas, 2006) esta última con una clara influencia al sonido de la movida.

Para cerrar, un guiño a uno de los grupos preferidos y referentes de la banda, los fabulosos Pixies.  Con el tema “Vamos” de su primer disco, estos pamplonicas se despidieron del público vallisoletano, agradeciendo su apoyo incondicional y confesando su bienestar cada vez que aterrizan por estas tierras.

 

Texto y fotos: Rubén Flaco

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas