GUADALUPE PLATA

Sala porta caeli. Valladolid. 4 de mayo de 2013

"Segunda visita de los Guadalupe Plata a Valladolid, segunda actuación en la sala Porta Caeli, noche fresca en la calle, pero calor en el concierto. Cuando Guadalupe empieza a tocarnos esas notas de blues añejo aderezada con el furor y la intensidad casi punk en su forma de interpretarlas, se crea una atmósfera caliente en la que la sala y sus habitantes entran casi en trance que me hace recordad la película de "Abierto hasta el amanecer" y el club "La teta enroscada", los demonios, el vudú, el desierto, la serpiente y el dios del deseo está entre nosotros.
Abrieron la noche con "Lamentos", en la que vimos como el batería Carlos Jimena nos tocaba unas campanitas, y Paco Luis Martos sacaba su curioso instrumento (un cubo y un palo atados con una cuerda simulando un contrabajo), seguida de "Rezando", los dos primeros temas de su último largo. Desde los primeros acordes te das cuenta de la calidad de los músicos que tienes delante y del buen sonido de la sala, el público se pone en movimiento rápido y ves a la gente pasándolo bien y bailando y es que es imposible quedarte quieto cuando ves al guitarrista Perico De Dios aporrear esa guitarra de la serie económica de Fender, una squier jazzmaster, que demuestra que cuando hay calidad en los dedos y entrega en el alma el resto pasa a un segundo plano. Perico es un chico muy joven y con una calidad increíble, con influencias del estilo delta blus de los años 30, de Robert Johnson o Blind Willie Jhonson. El fingerpicking y el slide/botlleneck sobre afinaciones abiertas pasando por composiciones sucias, densas y pantanosas, evocando todo el espíritu del gran río Missisipi OH Yeahh


Nos tocaron "Milana", homenaje a Los Santos Inocentes, un temazo que la gente coreaba para mi sorpresa. "No me Ama" y "Rata" , sin dejar nunca de lado el blues más neblinoso lo mezclan en grandes dosis con el rockabilly y psicobilly al estilo The Cramps o The Meteors, composiciones rabiosas, destructivas y decadentes. Nos repasaron sus temas más antiguos anteriores temas como "Gatito" o "Lorena" que consiguieron que la gente se entregara al máximo. Pablo acompañaba co otra guitarra y Carlos nos tocaba hasta las maracas.


No hubo comunicación de Perico con el público entre temas, ni unas palabras, ni un chiste, no hacía falta, todos mirábamos a su guitarra y a la cara del demonio tatuada en su antebrazo... ellos nos hablaban...

Conciertazo en la ciudad gracias al ciclo organizado por No Te Detengas, nunca exento de sorpresas y calidad."

Texto. José Antonio Refoyo

Fotos: Antonio Macias

 

Guadalupe Plata + His Majesty The King
Sala Porta Caeli (Valladolid). Viernes 17 de junio de 2011.

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas