Iberia Sumergida

Sala Live!, Madrid. 22 de junio de 2013

Pocas cosas hay más nocivas para las cuerdas vocales de un servidor que un concierto de Héroes del Silencio, o en este caso, de Iberia Sumergida, la más destacada de sus bandas tributo. El tráfico de Madrid y otras cuestiones nos hizo imposible presenciar todo el concierto pero si pudimos disfrutar de unas tres cuartas partes del mismo, aproximadamente una hora y cuarto de puro rock.

Entrar a la sala Live! escuchando “Nuestros nombres” no tiene precio. Vamos tomando posiciones mientras los madrileños interpretan clásicos como “Bendecida”, “Maldito duende”, “Héroe de leyenda”, “Oración” y “Decadencia”, con un extenso medley a mitad de canción dando así por finalizada la primera parte de su actuación. Los chicos se retiran y sin hacerse de rogar demasiado vuelven al escenario para interpretar la segunda parte de la misma, ya que llamar bises a más de media hora de música en la que entran en liza 7 grandes temas no me parece lo más acertado. Fue aquí donde me sorprendieron gratamente respecto a la anterior ocasión en que los vi en directo al tocar esos 7 temas citados anteriormente pertenecientes a “Avalancha”, el último disco de estudio que lanzaron al mercado los gigantes zaragozanos.

En realidad, lo sorprendente es que Iberia Sumergida no tocaran casi ninguna de estas canciones en aquella ocasión, y más teniendo en cuenta que han escogido el título de una de las canciones de ese mítico disco para nombrar a su grupo. Pero esta vez se despacharon a gusto, ¡y bien que lo agradecimos!. La contundente “Deshacer el mundo”, la citada “Iberia sumergida”, la épica “La chispa adecuada” y mi adorada “Días de borrasda (víspera de resplandores)” sonaron sin solución de continuidad, pero el público pedía más, la gente quería una avalancha y la tuvo.

La sala, que presentaba una media entrada,  casi se viene abajo con los acordes del mítico tema y los gritos de un estribillo que Javier De Pedro dejaba en ocasiones cantar solo al público para así tomar un poco de respiro en una canción tremendamente exigente. Tras “Avalancha” llega “Opio” y la banda se despide no sin antes tocar un último tema en un estilo más íntimo y cercano.

“En los brazos de la fiebre” fue la canción elegida para cerrar una gran actuación y dejar un buen sabor de boca a los nostálgicos fans de Héroes del Silencio que en esta agradable noche de Junio nos acercamos a la sala madrileña.

Crónica: David González
Fotos: Cristina Cuadrado

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas