Marwan

Teatro Cervantes, 15 de Febrero de 2013. Valladolid

 

Muy puntual comenzó el concierto de Marwan, madrileño de madre española y padre palestino;  pero no fue él quien salió al escenario, sino un cantautor amigo suyo: Diego Ojeda.

Canario que vino a mostrarnos sus sentimientos, sus letras y sus aventuras en forma de canciones. Las elegidas fueron "11 meses" y "Amores pasajeros ", en la que contó la historia real de una persona que le "retó" en un avión a ser capaz de escribir una canción con lo que le iba a contar.

Minutos después era el turno de Marwan, pero tampoco apareció sobre el escenario sino que nos sorprendió haciéndolo desde la parte alta del Teatro Cervantes.

Comenzaba a pleno pulmón con "Mi columpio", un bonito homenaje a su madre.

Ya sobre las tablas mostró su alegría por ver que prácticamente estaba lleno el teatro. Basó su repertorio en temas del último trabajo "Las cosas que no pude responder" y  del anterior "Trapecista". Con "Cómo decirte", "Palabra por palabra" y "15 minutos" tenía al público en el bolsillo.

Entre canción y canción Marwan hizo gala de su sentido del humor, a la par que explicaba el motivo de por qué escribió cada tema que iba a interpretar. "Carita de tonto" y "Adolescente" dieron paso a la presentación de su libro de poemas titulado "La triste historia de tu cuerpo sobre el mío". Recitó el poema “Empezar a explicarlo” que abre el libro; versos en  los que cuenta la dura decisión de elegir entre dos mujeres.

“Ángeles” precedió al momento en que nos presentó una canción nueva, llamada igual que su libro de poemas “La triste historia de tu cuerpo sobre el mío”. No se olvidó de un clásico ya en su repertorio “Hablemos de mí”, en la que como él dice: "la interpreto con humor, sarcasmo y ternura, que son armas de expresión masiva."

Marwan vino acompañado de Lucas, componente de Pez Mago y regaló a los asistentes dos canciones "Lo que más me gusta" y "Piscinas vacías".

Pasó el ecuador del concierto con "El chándal", "El barrio donde vivo" y "Sueños sencillos" haciendo una petición a las chicas asistentes para que esa noche fuesen más "cercanas" a los chicos que estaban allí. La despedida la hizo con "Canción de autoayuda", su propia medicina para salir adelante de su última ruptura amorosa a la cual está dedicado su último trabajo.

El público quería más y entre aplausos volvió a aparecer con su canción propuesta, titulada "Propuestas para un mundo dormido".

Marwan quería que conociésemos más a Lucas, así que él nos cantó “Amigo” en honor a (como las definió él) las frases esquinazo que se dan para no empezar una relación.

Cerró con "Las cosas que no pude responder" y la canción dedicada a su padre "Canción a mi padre".

Fue un concierto íntimo, sincero, con sentimientos volando entre las butacas del Teatro Cervantes, en donde reinó el silencio respetuoso de los asistentes. 

Si tenéis ocasión no dejéis de asistir a un concierto de Marwan.

 

Texto e imágenes: Jorge Hernández Vega

en cylcultural

Directo en Valladolid 2012

Entrevista 2007

Directo en Salamanca 2006

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas