SIDONIE

Sala Porta Caeli. Día 23 de Mayo de 2013. Valladolid


Sidonie, son una apuesta segura siempre, pero esta noche era distinta. Era una noche de sorpresas, dónde un novio aprovechaba para vendar los ojos a su novia y hacer que esa noche, con la música con la que Sidonie nos envolvería, fuese mágica para ella también. La sala comenzó a llenarse desde primera hora, poco a poco, hasta que la sala quedó completamente repleta de gente.

Puede que esta fuera la causa por la cual los artistas llegaron tarde a la cita, pero la gente estaba impaciente porque empezar el concierto, los artistas les debían una a todo aquel público impaciente, porque fuera otra de esas noches mágicas de los ahora 4 “Garcías”.


Marc, salió a escena, pidiendo disculpas por el retraso del comienzo del evento. Empuño su guitarra acústica, y comenzó a cantar a capela, esa canción que enamora hasta si el que la canta no la entona bien Giraluna. Nada más finalizar con ella y como si se tratase de un discurso, comenzó a cantar “son las seis he dormido mal…”, tras esto, hizo sonar los primeros acordes de Nuestro baile de viernes, el ritmo Sidoniano de esta canción, comenzó a invadir los cuerpos de los asistentes y las voces empezaron a sonar formando un ambiente autentico y único, digno de una noche con los Sidonie. Y gracias al calor del público, Jess se anima a salir a escena para continuar cantando la segunda parte de la canción. ¡Esto se está animando!, David, el diamante en bruto que se va puliendo poco a poco con este grupo, saltaba a la escena para llevar en volandas los últimos versos de la canción.


Se hizo el silencio en el escenario, mientras tanto, Jess y David se vestían con sus atuendos más comunes, el bajo y la guitarra. Sólo hubo una cosa que hizo romper ese silencio, y no se trataba de los acordes de Alma de goma, si no por la aparición del mejor batería que ha dado el indie en España, Axel Pi, ¡pequeño pero matón! Este tipo fue capaz de hacer que la gente empezara a mover realmente el esqueleto, como si después de ese concierto finalizase el mañana.

Tras este subidón de 3 canciones seguidas, Marc habla con el público y pide disculpas por el retraso, diciendo que lo compensaría intentando hacerlo lo mejor posible, en uno de los últimos coletazos de vida de El fluido García. Tras estas leves palabras, y como si se tratara de una sesión de djs, los 4 fantásticos de la noche hicieron un REMIX entre tres de sus mejores canciones: Bajo un cielo azul, Sylvia y La Sombra. Los grados comenzaban a subir, no sólo en las cuerdas de las guitarras si no también en los cuerpos de los asistentes a esta gran actuación. David, el pipiolo del grupo, el cual sólo ha estado presente en el último trabajo de Sidonie, se pone frente al teclado, como si llevara con ellos desde Sidonie. Unas palmas acompañaron al principio de La tormenta de verano, la acompañarían hasta el final de la canción.


Parece que no podía llegar la normalidad en ningún momento a la noche pucelana. Era momento de cantar en inglés, uno de los temas más antiguos de la banda, peo a la vez uno de los más característicos. Esta vez, demostrando el gran despliegue musical de este grupo, Jess dejaría paso a Marc para que tocara su bajo y cogería en este caso el sitar. Antes de empezar a tocar, Jess pide que el público se siente y Marc aprovecha ese instante para dedicarle la canción a un artista que nos dejaba días atrás, Ray Manzarek, teclista y fundador de The Doors. El público respetaría esta canción como si fuese en memoria de él, hasta el final de la misma en el cuál la gente comenzaría a levantarse y a bailar, como si el mismo Ray lo hubiera pedido.


Tras esta canción, Marc toma la iniciativa diciendo que van a hacer una versión, la primera de la noche, Una guitarra de Joan Manuel Serrat. Personalmente es un artista que no me llama en exceso la atención, pero esta noche estaba siendo capaz de hacer cualquier cosa con los que allí nos encontrábamos, y añadiéndole los coros y ese toque que solo estos músicos son capaces de darle a las canciones, consiguieron encandilarme.

¡Axel Pi, Axel Pi, Axel Pi!, la gente no paraba de corear esta canción casera, y menos cuando Jess le pidió que se desnude; sólo pudo pararles los primeros acordes de Un día más, va a ser cierto el refrán que dice: “La música amansa a las fieras”. En este caso, David haría los coros en esta canción, repitiendo lo que han hecho durante toda la gira; aunque en esta ocasión, improvisarían un coro con el público, el cuál a capela entonó, el famoso “Lunes, Martes, Miércoles…”. Con esta canción parecía que el concierto estaba llegando a su fin, hasta que, Fascinado, entró a escena y la gente comenzó a botar y a bailar como si no hubiera mañana, si hubiera efecto mariposa…


Hasta el momento durante el resto del concierto, Jess y Marc habían estado sentados en unas banquetas. Para la siguiente canción optarían por levantarse, algo que les duraría ya hasta el final del concierto. Marc toma la palabra en este caso, presentando la canción con la inspiración que le llevó a realizar esta canción, la verdadera, no la de ovni. “Esta canción esta inspirada en el día que conocí a Ana Torroja…A mil años luz.

Carlos, el técnico de sonido esta noche, realizaría un bonito arreglo, poniendo un sutil eco a la voz, que hizo que la canción se fuera transformando poco a poco, hasta llegar al final, sin sonido en la acústica pero con un patadón de Jess a sus canales del bajo, el final épico hizo que se le fuera de las manos.

Por problemas técnicos, principalmente en los monitores de Marc y por el patadón que Jess había propinado a sus canales, tuvieron que parar el concierto durante unos minutos.


Vuelta a la normalidad, con un pequeño cambio de imagen y con una voz desnuda, a capela, comienza cantando el estribillo de El Bosque, para reintroducir al público en el concierto. La verdad que la complejidad era mayor puesto que estaban tirando si que Marc escuchase la acústica por monitor. David volvería a los sintetizadores y Jess a través de golpes en el micro hace que la gente le imite con palmas y así finalizar de una forma bonita la canción. Otra vez había llegado a la escena, pero este caso sería un reencuentro, el inglés y las versiones volvían, Get it on de The Killers, la cual sería interpretada por la voz de Jess y sería la canción perfecta para que David mostrase sus dotes al mando de una guitarra; bueno, mejor dicho, la canción perfecta para ver lo que es una guitarra en sus manos. Para mí, el mejor de la noche. Y como si se tratara de la plaza del trigo en Aranda de Duero, Marc presenta la particular versión de  MGMT Kids, como la versión de un grupo murciano, que por supuesto es mentira, y se trata de una versión que ellos mismos han transformado y transformado al español.


Se quedan solos, sin instrumentos, para presentar a la banda y tener un momento más intimo con el público, algo que es digno de destacar. El concierto estaba llegando a su fin, pero lo mejor estaba aún por llegar. La Costa Azul y El Incendio, dos canciones, que como era de esperar por todos, seguro que hasta por ellos, provoco una euforia desorbitada en todos los asistentes. Fue tanto el despliegue de fuerzas en estas canciones que parecía que el concierto se fuese a terminar, pero no. Marc, rompió el ambiente que crearon los multiples aplausos que dio el público al termino de la canción, al son de “da du da du da da…”, era el momento de Sidonies goes to Moog, mi despertador personal, y canción que aprovecharía Axel Pi, para realizar su ya habitual ritual de equilibrio sexual con su batería. Esto hizo que David se animara a mostrar sus diferentes dotes musicales, pasando a tocar la batería  y tras este parón, vuelven a darle caña para finalizar el concierto en todo lo alto.

Finalizó el concierto, pero el ambiente, tras haber empezado tarde y los problemas técnicos durante el concierto, parecía que no dejaba un buen sabor de boca entre los vallisoletanos, Marc y compañía aprovecharon para bajar al público, un público que como ya habría demostrado toda la noche, estaba entregado a la banda. Ahora debían de estar callados para que pudieran oír las dos canciones que el cuarteto estaba dispuesto a interpretar sin conexión. La primera de las dos elegidas era Dream de John Lennon. Ninguna de las dos canciones estaba dentro de los planes, pero esta de ninguna de las maneras puesto que ellos mismos afirmaron que hacía muchísimo que no la tocaban, a pesar de ser uno de sus hits. Quisieron despedirse, quisieron despedirse Por ti.


TEXTO: @muci15 y @MariaSaezG
FOTOS: Guille Mucientes - @muci15

Sonorama 2002
Sidonie en 2003
cd. La estación de la Libelula
Medina Sonora 2003
Son0rama 2004
Ebrovision 2005
Valladolindie 2006
Valladolindie 2008
Entrevista 2009
Reseña de El Incendio
Twoday Festival (valladolid y Salamnca 09)
Arevalo 2010
Valladolindie 2010
Valladolid 2012
Valladolid 2012 (acustico)

 

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas