logo_vinarock

INICIO LAS BANDAS VIERNES 3 SÁBADO 4
El miércoles 1 de mayo arrancaba la 18ª edición del festival, cita ineludible para los asiduos de la escena del rock nacional. En esta ocasión la predicción meteorológica estaba del lado de los festivaleros, ofreciendo cuatro días exentos de lluvia lo cual se tradujo en un “sold out” de la venta anticipada, claro está que en esa especial concurrencia tuvieron mucho que ver los precios populares de los abonos, lo cual es una seña de identidad del festival, cosa que los asistentes agradecemos año tras año.

El pistoletazo de salida corrió a cargo del escenario “Red Bull Tours Bus” ofreciendo algunas bandas como Los Aslandicos, Iratxo y Tomasito.
Grata sorpresa fue encontrarnos con la iniciativa “Viña Comedy” que incluia monólogos de los humoristas Quique Macías, Miguel Iribar, Álvaro Velasco, traídos de ParamountComedy.
Descubrimos también la “ZonaChillOut”, un stage donde recargar las pilas y que fue de gran utilidad durante los siguientes días.

JUEVES 2 DE MAYO

Y por fin llegamos a la jornada del jueves, en la que iba a irse desgranando una parte importante de los platos fuertes de este festival:


Silencio Absoluto



Leo Jiménez

Zulu 9.30
A las 19:30 en el escenario “Hazlolegendario”  comenzaban con estricta puntualidad Riot Propaganda (Habeas Corpus + Los Chikos de Maiz) y durante dos horas los chicos de Habeas Corpus fueron desglosando los temas mas emblemáticos de su discografía como “Consumismo”, “La rabia y los sueños”, “Cada vez más odio”, “Por su nombre” y un largo ect que hacía difícil apartar la atención del escenario. A lo largo de la actuación Los chikos del maíz fueron apareciendo de forma intermitente para defender los temas del EP “Riot propaganda”  como  “Pasión de Talibanes”, “Los hijos de Ivan Dragó” o “Fear of a mazorkaplanet”.




Riot Propaganda (Habeas Corpus + Los Chikos del Maíz)

Acto seguido marchamos a ver  a los andaluces Hora Zulú donde Aitor Velázquez y los suyos rubricaron un concierto con un repertorio centrado en su último trabajo “Siempre soñé saber sobre nadie negó nunca nada” aunque también hubo sitio para temas como “Toma y obliga”, “Camarada” y sus siempre clásicas “Agua de mayo” y “Andaluz de nacimiento”. Como siempre fue un concierto donde el buen hacer y la calidad quedaron patentes aunque eché de menos percibir más clara la línea vocal.

Me gustaría destacar la sincronía de la organización con los tiempos ya que tuvimos tiempo suficiente para ver conciertos que se producían de manera consecutiva entre diferentes escenarios sin apenas perdernos ninguna canción del inicio o fin de los mismos.



Hora Zulu

Txarango

Ahora les tocaba el turno a una de las pocas bandas extrajeras del cartel Pennywise quienes celebraban su 25º aniversario como banda de la mano de su carismático cantante  Jim Lindberg quien anteriormente había dejado la banda hace unos años. Como era de esperar se ganaron al publico a golpe de clásicos del Punk Rock Californiano como “Sameoldstory”, “Peacefulday”, “Myownway”, “Society” entre otros y acabando con el himno sumamente coreado por todos “BroHymn”. Gran sonido y gran banda que supo meterse en el bolsillo al publico de un festival que no se correspondia mucho con su estilo.


Pennywise

Una de las grandes sorpresas para mi fue el concierto de Berri Txarrak pues dado el giro de estilo que habían dado en sus últimos trabajos de estudio esperaba un concierto mas denso y lineal, pero nada más lejos de la realidad, desde el inicio del concierto con “Stereo” y “Gelaneuria” descargaron un torrente de energía y un sonido muy personal, que en nada se correspondía con la tónica general del festival, de repente, esas canciones que en los discos no terminaban de llegarme …consiguieron hacerme vibrar como el que más. Para mí hubiera sido el concierto estrella del festival si hubieran ofrecido un repertorio más centrado en discos como “Libre” y “Haio.Musika.Hil”, pero un servidor entiende que las bandas evolucionan con el tiempo y aunque en estos tiempos no se muevan en los mismos sonidos que en aquel entonces aseguro que su actución gozó de un aura especial, insito en que para mí fue la sorpresa del festival.


Berri Txarrak

Se iba terminando la jornada y dentro de los últimos conciertos de la noche los madrileños Boikot ofrecieron su clásica aportación al festival, revelando que eran el grupo que más veces había repetido en Viña Rock. Fue imposible verlos desde cerca, a no ser que estuvieras esperando largo tiempo a pie de escenario. Aunque una parte importante del tiempo que tenían asignado lo protagonizarón cortes de su ultimo disco “Lágrimas de rabia” también saciaron el hambre de clásicos del público con temas como “De espaldas al mundo”, “Inés”, “Hasta siempre” o “Korsakov”. Como siempre una banda que no defrauda.




Boikot

Antes de marchar a descansar no podíamos conciliar el sueño sin ver la disparatada e hilarante actuación de Gigatron, los cuales tenían muchos más asistentes de los esperados y la verdad es que el espectáculo que ofrecen está a la altura de las expectativas, 60 minutos dirigidos por el megalómano personaje “Charly Glamour” en los que la cara dura y el humor eran la tónica dominante. Tras digerir las carcadas producidas por “barco de colegas”, la trilogía de “warrior of the barrio”y “La tierra del rock” entre otras, dimos por concluido el segundo día del festival.




Gigatrón
       
INICIO LAS BANDAS VIERNES 3 SÁBADO 4