Ariel Rot

Concierto Reverse.

Teatro Zorrilla. 11 de diciembre de 2014. Valladolid

 

Texto: Laura Suárez.

Cinco minutos pasan de las 10 de la noche y en la sala principal del Teatro Zorrilla con los sentidos girados 180 grados estamos esperando impacientes a Ariel Rot en solitario... O mejor dicho, en el backstage. Una experiencia novedosa situar al público en bambalinas y tener así de fondo esa magnífica estampa que ofrece el rojo carmesí del patio de butacas.


Ariel nos regala unos acordes de blues que anuncian la llegada del primer tema "Debajo del puente" para calentar motores, continuando con "Lo siento Frank",  primeros temas que arrancan los aplausos del público.



Volvemos la vista a 1997 con "Baile de ilusiones" donde nos recuerda que el que tenga un amor que lo cuide, porque la vida es un sueño y los sueños...sueños son. Le siguen "Felicidad" y un muy especial "Geishas en madrid" donde nos encontramos a un Ariel más íntimo que nos confiesa que este tema siempre le emociona, la historia de una amiga que conoce en un bar llamado Rockola, incluso nos llega a decir que la siente esta noche y que le protege... Cosas de artistas.


En este momento de confidencias nos relata que en cierta ocasión Sabina le dio la letra de una canción y que en lugar de rock él decide componer una ranchera, sonando "Viridiana". Tras "La huesuda" se sienta al teclado haciéndonos disfrutar con "Los tipos duros no bailan" y "El tiempo ya no juega a mi favor". Continuando con la complicidad de su público nos dice que es hora de jugárselo todo al "2 de corazones".


En un momento dado alguien le reclama un poco más de marcha. Y no está errado el espectador, ya que el concierto se mueve por ambientes melancólicos y pudiera echarse en falta algo más del efecto Tequila. A lo que responde con "Emociones escondidas", comparando la vida con una autopista y que no se puede volver atrás....

Volvemos al 2003 con "La casa con 3 balcones", tema en el que hace un guiño al inevitable "Salta", éxito de su mítico grupo Tequila

Continúa al teclado. Es aquí donde otro espontáneo le recuerda el fenómeno de las "groupis" a lo que contesta que son la recompensa al trabajo bien hecho, a las horas invertidas... Poniendo una pícara nota de humor al concierto.


Siguiendo su interacción con el público, consigue una complicidad especial, como si de una conversacion de amigos se tratase, donde nos habla del tipo de mujeres que se ha encontrado a lo largo de los años y que gracias a ellas ha escrito muchas canciones. Con "Pólvora mojada" nos manda a dormir antes de que salga el sol.


Volvemos a la guitarra, esta vez en versión española y nos habla de su llegada a España allá por agosto del 76, de un país donde no se podía mover a uno donde puede sentir libertad plena, que aqui hay mucha fiesta pero también mucha soledad. Y es a raíz de ver el nombre en un bar, cuando crea la siguiente canción "Soledad".

Con "Manos expertas" trata el tema de envejecer, que él pensaba que solo les pasaba a los que tenían mala suerte pero que no es así. Que lo único eficaz para combatirlo es el amor, el humor y unas manos expertas.

El público se viene arriba y canta junto a Ariel "Dulce condena" canción con la que se despide entre grandes aplausos.



Como era de esperar su gente quiere más, por lo que se escucha el primer bis "Cenizas en el aire". Con el segundo nos invita a bailar la "Milonga del marinero y el capitán".

Trás más de hora y media de concierto se despide con un ¡Hasta siempre! Recibiendo todo el calor de un público q le siguió expectante hasta el último momento.


Podremos disfrutar próximamente de más Aureverse con The Levitans, Vinila Von Bismark, Los Rebeldes, La Fuga, Lichis o Freedonia entre otros.

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas