AVIONES PLATEADOS

Tributo a El Último de la Fila.

Traspyd. 8-11-2014. Traspinedo. Valladolid

Texto y fotos. Manuel Doval

La noche del sábado, pasada ya la una de la madrugada, saltaba al escenario de la sala Traspyd el grupo vallisoletano Aviones Plateados para deleitarnos con las versiones, covers o tributo (como se le quiera llamar) de la banda catalana El Ultimo de la Fila, grupo del que poco se puede añadir a las miles de líneas que se han escrito sobre ellos y todas las historias que generaron Manolo García y Quimi Portet.

La sala presentaba media entrada, personalmente me esperaba más gente ya que tanto los componentes de Aviones Plateados, como la propia banda a la que tributan, cuentan con una legión de fans que se quedan encandilados con todos los temas de El Ultimo de la Fila.
Tras unos primeros instantes algo dubitativos, a causa del sonido y algún problemilla técnico, arrancaron su actuación Miguel Pahino a la voz, David de la Plaza a la guitarra, Juanjo Puertas al bajo y Paco Tejero a la batería. Desgraciadamente el gran Raúl Olivar no pudo asistir, pero fue suplido de una muy buena manera por la guitarra de Josetxu. Así empezaron a sonar los acordes de “Llanto de pasión”, al que siguieron todos los hits de la banda desde “Insurrección” a “Querida Milagros”, pasando por “Sara”, “Lápiz y tinta” y, como no, “Aviones Plateados”, que da nombre al grupo.

El público, algo frío al principio, fue entrando en calor y acompañando con los coros a Miguel, ya que los seguidores de El Último de La Fila se saben de arriba abajo todas las letras, lo que favorece la conexión banda-publico.


Unos músicos para quitarse el sombrero, con una calidad contrastada, que nos hicieron pasar una velada muy agradable, recordando a un grupo que marcó una época y que sigue siendo admirado un montón de años después de su disolución.

Con un sonido, no todo lo bueno que me hubiese gustado (la acústica de la sala no es la más apropiada),  Aviones Plateados estuvo más de una hora revisando a El Ultimo de la Fila, con un intermedio que viene siendo habitual últimamente en los conciertos con el objetivo de tomar un refrigerio y que el local haga caja, para que así puedan hacer conciertos.

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas