MUDADAL + COMMANDO 9 MM

Sábado 12 de abril de 2014, una fecha para recordar.

Texto: Carlos Peña
Fotos: InÚs Kasado

 

Commando 9 mm tenían ganas de tocar en Valladolid tras 10 años sin hacerlo. La última vez fue en el concierto que la distribuidora antiautoritaria MELANKRONIKAM montó en La Cistérniga, con REPULSA SOZIAL, LOS DEL PUENTE ROMANO, MANOLO KABEZABOLO  y AL KE NO LE GUSTE KE SE JODA.

La fecha inicial tuvo que cambiarse por razones de trabajo de uno de los del grupo y al final se acordó el 12 de abril, fecha complicada porque empezaba la Semana Santa, con las vacaciones de los estudiantes.


Mudadal es un grupo de la provincia, de la zona de Tierra de Campos, zona mítica también donde se hicieron algunos de los conciertos más punkys de la historia de este país, en el convento de Cuenca de Campos durante la década de los 80, con grupos como Cicatriz, Rip, Qloaqa Letal, Ultimo Gobierno, MCD (que por cierto leí en una entrevista esto, que cuando le preguntaron por el concierto más punky que habían hecho respondieron: En Gasteiz… y de repente se acordaron del de Cuenca de Campos, donde les tocó incluso pagar a ellos la entrada para poder tocar y donde llovieron hostias no sólo desde la sacristía… afirmando finalmente que éste había sido el más salvaje de todos ellos).

Comenzaron con un tema de Commando, Josué al bajo y voz principal, Carlos a la guitarra y voces, y David a la guitarra rítmica. Homenaje al grupo cabeza de cartel. Luego empalmaron con “En otro tiempo”, “Rutina”… buen sonido, gran calidad sobre el escenario y una proyección que se espera muy interesante y que habrá que seguir.

Hasta la victoria, Cara de conejo, Castilla, temática política y actual.


Se marcaron unos 14 temas que gustaron al personal. Incluso había una cuadrilla de moteros que fueron a ver más a Mudadal que a Commando.

Un buen concierto que duró algo menos de una hora.

 


Y después los Commando, bueno, Manolo Uvi con únete al Commando 9 mm, guitarrista de Hamlet, un batería de calidad, un grupazo.

Comenzaron con el mítico “Charlie no hace surf”, y a el público se paralizó, expectante…  pero no era la composición exacta, el tema era más melódico, menos radical…. ¿sería todo el concierto así?

“Alex” fue el siguiente trallazo, referencias a la naranja metálica… un tema suave en lo musical pero duro a la vez en la concepción.

Luego fueron cayendo una tras otra, escupidas por Manolo Uvi, las letras de esos trabajos que son historia viva del punk rock madrileño y español, Suena Bang Bang… Jenny Jenny… Mañana, mañana…


Y Johnny… la explosión y la convulsión de los cuerpos allí presentes, que cada vez se iban revolucionando espasmódicamente.

Un millón de voces, desconectado, la mítica Sudamérica, y la inmensa Antisocial…, Temas de la Uvi Generación Terrorista… De Punk Guerrilla Hoy van a por ti…

Y vuelta a los inicios… Lady Mambo… qué tendrá esa canción que hasta los punkis bailan mambo… hasta que revienten… como la siguiente canción… “cuando yo reviente, te esperaré…” Manolo es una lucha constante, un no mirar atrás…

Luego más reminiscencias Ramonianas por no decir Freudianas, Amor Frenopático, Taraos…

Y la apoteosis Final Un día en Texas… de los colegas de inicios de la movida madrileña… Parálisis Permanente, y compañera de bolos Ana Curra… un homenaje en toda regla.


Acabó el concierto y un Manolo superaccesible, fotografiándose con todo el mundo, hablando por aquí y por allá y con una sonrisa en la cara. Luego… la fiesta… con la música de fondo de los Ramones… “suenan los Ramones…no paramos de bailar”, y de los Comando, por los bares de Valladolid, hasta que finalmente acabaron la noche, o empezaron el día, quién sabe dónde, si en la casa de una nueva Jenny, o en la habitación de alguno de los hospitales psiquiátricos de la urbe.


Esta crítica va dedicada a una persona que sacó dos entradas y no pudo ir por un accidente de tráfico que sufrió su hermano. Pilló las entradas la primera semana que salieron y pudiendo devolverlas no quiso hacerlo.  Ánimo.

 

MUDADAL

COMANDO 9 MM

 

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas