Dustygrass

Sábado 8 de febrero de 2014. Bar Miserias, León

Texto y fotos: Flucho Wop

 

No pretendo hacer mas sangre con esto ahondando en una borbotoneante herida  pero el caso es que tres músicos de la capital vallisoletana han tenido que recurrir a desplazarse a León el pasado sábado 8 de febrero con todo su aparataje, que no es poco, para poder hacer lo que les gusta, tocar en directo para que otras personas les escuchen.

Sentimientos contradictorios que van desde la alegría (de uno de ellos por regresar a su ciudad de origen) hasta la resignación o el desencanto por cómo está el tema musical en Valladolid.

Dustygrass son un trío musical formado por Urbano al bajo, Alberto a la guitarra, banjo y lap steel (ambos con pasado musical común en “That’s all folks!!, banda country desaparecida hace años) y Fernando al banjo, guitarra y armónica.

Con estos antecedentes fácil parece intuir por donde van los derroteros musicales de esta peculiar formación; bluegrass y country music en todo su amplio espectro.

A la hora del vermouth en el Bar Miserias de León comenzaban su primer concierto por estas tierras con una tímida intro para acto seguido arrancarse con versiones como “Daddy’s gone to Knoxville” del tercer disco en solitario de Mark Knopfler o la conocidísima “The Gambler” (compuesta por Don Schlitz) de Kenny Rogers junto a temas clásicos del bluegrass como “Mama don’t allow” o “Dueling banjos” entre otros.

En alguna de esas canciones no podías sujetar el pie que marca el ritmo sin que te des cuenta y el cuerpo te pide soltar algún “yeeeehhaaaa”.

Temas propios también tienen, algún instrumental, como “Country waltz” o “Banjoladas”. En su repertorio también aparecen Lynyrd Skynyrd (Sweet home Alabama) y hasta Rey Lui (Quiero ser como tu).

En definitiva un tranquilo paseo por el folklore y vivencias de la música americana desde sus orígenes hasta nuestros días desde una perspectiva diferente y con el buen hacer de tres músicos veteranos y polivalentes. Absteneros los amantes del ruido y los guitarreos contundentes. Llamativo un grupo con dos banjos (uno de ellos muy bonito, por cierto) y un bajo de seis cuerdas, no penséis que eso abunda. Y si encima tocan bien….

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas