FESTIVAL EBROVISIÓN
4/5/6 de Septiembre del 2014. Miranda de Ebro. Burgos.

Txt: AnaInk
Fotos: Sandra García Gómez

Tres días de conciertos, dj’s, acampada, mercadillo, exposiciones y buenos momentos. El festival Ebrovisión, en su XIV edición, colgó el cartel de soldout en sus taquillas, y es que un año más queda demostrado que este encuentro musical organizado por la Asociación Cultural Amigos de Rafael Izquierdo tiene cabida en el panorama de festivales nacionales.

Su eslogan “un festival que enamora” resulta bastante apropiado, porque una vez que se viene, se empieza a planear repetir. En la pasada edición cerca de 15.000 personas pasaron por él, y esta no se ha quedado corta. La mezcla de grupos muy relevantes en el panorama nacional, precios populares, bandas internacionales reconocidas y grupos emergentes, resulta de lo más atractiva.

La fiesta de bienvenida celebrada el Jueves 4 en la Fábrica de Tornillos, contó con las actuaciones de LeftoverLights, TheCorner, Mucho y Polock y presentó una buena afluencia de festivaleros. El sonido fue bastante limpio a pesar de ser un recinto cerrado y la gente se preparó para los siguientes dos días cargados de propuestas musicales. La fiesta, como cada noche, se trasladó a la Sala Orosco ya de madrugada con la participación de Dj’s.

 

El Viernes 5 la música la ponían Jack Knife, con su estilo de rock británico y claras influencias de los Beatles, a la hora de la siesta en la Fábrica de Tornillos. Los madrileños acusaron el horario y tuvieron escaso público, a pesar de ello su música no dejó indiferente a nadie y se despedían anunciando que participarían en la grabación en directo del programa de Radio 3-RNE “Turbo 3” que se realizó a continuación y en el que también participaron en acústico Second.


Ya por la noche y en el Multifuncional de Bayas pudimos disfrutar de los murcianos en un concierto en eléctrico y con toda su potencia. Un sonido arriesgado y un cantante que se dejó el alma en el escenario, su pop-rock hizo bailar a todo el público.


Tras ellos, El Columpio Asesino subió a las tablas. Uno de los grupos más conocidos de la escena indie nacional (y también de Latinoamérica) cuya música mezcla de tecno pop y los sonidos underground de los años 70 no dejó a nadie indiferente, aunque acusaron el exceso de humo en la puesta en escena y el ritmo repetitivo de algunos temas.


Kakkmaddafakka demostró que son capaces de meterse al público en el bolsillo en un derroche de energía y buen rollo, con muchísima interacción con los asistentes, que seguían el juego de estos noruegos que son puro espectáculo. Música fresca, pegadiza y bailable, con mucho descaro y talento.


Otro grupo nacional, Izal, cuyo nombre ha sonado en muchos carteles de festivales este verano y cuyo disco “Agujeros de Gusano” les ha llevado a primera línea de la música española subía al escenario para desgranar sus canciones, muy cuidadas, y dejar claro que no olvidan de donde vienen.

El público corea, da palmas y se entrega a pesar del horario, ya de madrugada, para dar paso tras un breve descanso a ReptileYouth, que destrozaban el escenario con su rock y el potente bombo de la batería y cuyo cantante se dejaba llevar por la masa de gente lanzándose en varias ocasiones desde el escenario.

El Sábado 6 los ebrovisivos pueden disfrutar de la comida popular en el centro de Miranda, en pleno casco antiguo y a precio reducido con el abono. Todo ello acompañado de conciertos al aire libre, en esta edición, además de Dj’s, en la Plaza España pudimos escuchar a Señores, joven banda muy optimista que sonó de fondo mientras disfrutábamos de la comida.

Pero lo más destacado (aparición estelar de We Are Standard aparte) fue Carlos Sadness, cantante catalán con influencias de rap en algunos de sus temas pero que con su nuevo disco ha querido dar un giro más rock a sus canciones.

Por la noche, en el Multifuncional, pudimos disfrutar de Belako, dos chicas y dos chicos que suenan a futurista, a algo inclasificable pero de sonido crudo en un directo muy enérgico y entretenido.


León Benavente no hicieron que el ritmo bajara. Este cuarteto con variadas influencias y bastante conocido en la escena musical nacional hizo que el público se moviera mientras iba llenando el pabellón.


Y es que French Films era uno de los platos fuertes de este día, con multitud de fans adolescentes luchando por la primera fila. El alto sonido, el exceso de rever y la acústica del lugar deslucieron ligeramente su actuación, por lo demás bastante decente.


Vetusta Morla venía fuerte presentando su último disco “La deriva”. Repetían en el festival por tercer año, y quizás demasiado confiados descuidaron en algunos momentos las letras. La puesta en escena espectacular con juegos de luces y elementos propios que realzan el mensaje de las canciones y el pabellón lleno hasta la bandera para escucharles y corear los temas.


We are standard ponían el cierre a la noche dejando claro que sus canciones pueden ser bailadas aún sin conocerles y que la multitud de reconocimientos que tienen en sus espaldas son bien merecidos.

El fin de fiesta se trasladaba a la sala Orosco ya de madrugada para celebrar que el festival de este año ha salido redondo y que se empieza a trabajar ya en las próximas ediciones. Y es que si, Ebrovisión es “un festival que enamora”.

 

--------------------------------------------------------------------------------------

Jack Knife

Second.


El Columpio Asesino


Kakkmaddafakka


Izal

ReptileYouth

Señores

Carlos Sadness


Belako


León Benavente


French Films


Vetusta Morla

cronica: 2011 ::: :::2010 ::: 2006 ::: 2005 ::: 2004 :::

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas