LEFT + ELDORADO

03/04/2014. Sala Porta Caeli. Valladolid

Una noche pucelana consagrada al rock puro y duro, de pedigrí. La verdad es que el hard rock de raíz comienza a constituirse como un estilo casi minoritario, de románticos, como una militancia apasionada que siempre está ahí, sin grandes huecos en los medios, pero sostenida por unos seguidores y músicos devotos de esta manera de entender el rock and roll que hunde sus raíces a finales de los 60 y se desarrolló vigorosa en los 70.

Comenzaron los locales LEFT (en sus inicios Noise Machine) que contaron con 45 minutos para mostrar su propuesta, quizá escasos dadas las características sónicas de la banda y su gusto por realizar desarrollos en sus canciones y crear las atmósferas que desean. Cuentan actualmente con una excelente grabación de 11 temas titulada New Humans. En este quinteto (batería, bajo, guitarras y voz) encontramos caras conocidas y muy activas en la escena del rock pucelana.

Me parecieron una banda de riffs y secuencias marcadas principalmente por las guitarras que todos los instrumentos apoyan de forma cohesionada, creando diversos pasajes sobre los que orbita la voz de Chris, con altas influencias de Black Sabbath, coetáneos como Hawkwind y las posteriores bandas de Stoner Rock (Monster Magnet, etc.). Sin duda el hard rock es el principal ingrediente de su música, seguido de la psicodelia, trabajando ritmos y armonías pentatónicas para modular las intensidades que imprimen a sus temas, con partes muy fuertes y algunas otras más ambientales. Sin duda, un grupo muy interesante.

Seguidamente alcanzaron el escenario ELDORADO, banda española de referencia internacional en este palo del rock, con varias referencias discográficas y a la que los puristas esperaban con anhelo. No defraudaron en absoluto, al contrario, gran concierto, sin escatimar. El grupo evidenció estar realmente rodado y engrasado, con un claro aura de profesionalidad pero también con una puesta en escena fresca y espontánea.
Se trata de cuatro grandes instrumentistas (la formación clásica de batería, bajo, guitarra y vocal), con un sonido vintage –viaje retro hacia led zeppelín- realmente logrado, aunque con un toque más moderno, como noventero podríamos decir, que se evidencia más en sus discos.
Quisiera destacar al cantante, con una voz realmente roquera pero versátil en ese parámetro en la que podías encontrar reminiscencias de McCartney o Ian Gillan, que además realizó unas muy saludables aportaciones de órgano en algunos temas –sonido hammond- y se marcó dos temas en solitario a la acústica –incluida una versión de los Love de Arthur Lee- con el concierto ya avanzado y en fase potente, consiguiendo que ese clima no decayera en absoluto. Incluso en las partes más claramente instrumentales y de aire psicodélico incluía matices de voz que acompañaban muy bien a la profundidad que el grupo quería sugerir, con ciertos ecos del sur, bajo mi punto de vista.
Fueron desgranando sus temas, fundamentalmente del trabajo que están presentando “Paranormal Radio”, ganando en intensidad y conexión con el público, lo que certificaron definitivamente a partir de una magnífica versión del Helter Skelter de los Beatles a la que incorporaron una enriquecedora parte instrumental de su cosecha, muy setentera, en una línea como si fueran los mismísimos Deep Purple de la época los encargados de la canción. El repertorio completo y la ejecución fueron una exhibición.
Decir como conclusión que presenciamos un concierto de altísima calidad a cargo de estos cuatro magníficos músicos de Eldorado, una banda con un presente consagrado y gran proyección al mismo tiempo.

crónica: Animal Boy
fotos: David Izquierdo

 


I
NICIO

 

 

CRÓNICAS