Concierto Homenaje 11-M

Abrazados por las Estrellas

Madrid, Sala La Riviera, 09-03-2014

Crónica: Javier González

Fotos: Laura Domínguez

El 11 de marzo de 2004, diez explosiones casi simultáneas en cuatro trenes a la hora punta de la mañana (entre las 07:36 y las 07:40) causaron en Madrid 191 muertos y 1.858 heridos en lo que se considera el segundo mayor atentado cometido en Europa hasta la fecha. Para muchos sólo son números, pero detrás de cada número hay una familia destrozada, sueños sin cumplir, sonrisas ahogadas en un mar de pena.

Siguiendo con las cifras, ¿Cuál es el precio una vida? ¿cuánto vale el silencio? ¿cuánto cuesta retener las lágrimas que manan de los ojos de una madre cuando camina por su casa pasa por delante de la que fue la habitación de su hijo que nunca volverá? ¿cuánto vale curar “una herida que no deja de sangrar”? 138.252€, ni un euro más ni un euro menos. Al menos ése fue el dinero establecido como compensación hacia las familias que sufrieron la pérdida de alguno de sus familiares aquella trágica mañana.

Diez años han pasado desde aquel día y aún hay muchas preguntas sin resolver y pocas ganas de responder. Las respuestas siempre han existido, pero nunca han sido claras ni, muchos menos, convincentes.

Es por esto, que 10 años después se haya querido rendir homenaje a dichas víctimas de un modo más alternativo que un monumento, una misa, un minuto de silencio o una estatua conmemorativa. La asociación 11-M organizó para la ocasión un encuentro de artistas del mundo de la canción para que, de alguna forma del todo desinteresada, participaran en el recuerdo de los que ya no están. Un gesto, que como dijo Zahara al principio de su actuación, “a algunos no nos cuesta nada y sirve para ayudar a muchos”.

Así pues el encuentro comenzó con total puntualidad sobre la hora programada en Sala Riviera de Madrid. Este hecho, sumado a los problemas relativos al tráfico que brinda Madrid a determinadas horas, permitió que llegáramos a la sala después de que hubiera empezado. Por tanto, pedimos disculpas a aquellos artistas a los que no pudimos ver por lo que poco podremos hablar de ellos.

Según entramos en La Riviera nos encontramos con una sala que a primera impresión se nos antojó idónea para la realización de conciertos: muy espaciosa tanto en superficie como en altura. La sala estaba en gran parte ocupada, pero con huecos entre la gente para poder moverse, por lo que la situación no era, ni mucho menos, agobiante. El sonido, característico de la sala, que para este caso no hubo problemas porque todas las actuaciones fueron muy limpias en formato acústico.

Según caminábamos por el pasillo hacia la sala central pudimos escuchar a Olga Román, que a pesar de su gran carrera como cantante y compositora, nosotros la asociábamos más a las giras que hizo con Joaquín Sabina.
Tras su actuación, salió a escena Benjamín Prado, escritor muy ligado al mundo de la canción, que se encargó de hacer las funciones presentador y amenizador del evento recitando textos de su cosecha a lo largo de toda la noche.

Carlos Chaouen fue el siguiente en salir a las tablas, quien nos adelantó que actualmente está grabando el que será su próximo disco titulado “en la frontera”.

Fran Perea causó gran expectación al salir, muchos lo recordamos más como actor que como cantautor pero nunca abandonó el mundo de la música. Es por ello que ya está preparando su cuarto disco. Como homenaje a las víctimas, interpretó “La mirada de María”.

La salida de Iguana Tango al escenario supuso un antes y un después en el desarrollo del espectáculo. Interpretaron “Madrid 11 de Marzo”, tema escrito al día siguiente de producirse los atentados pero rápidamente tornaron la velada. Hasta entonces había tenido un carácter serio pero tras la canción “te perdí” la gente se empezó a animar. Porque, según dijeron ellos, el respeto hacia las víctimas no está reñido con disfrutar de buena música animada.

Pilar Manjón, presidenta de la asociación 11 M Afectados del Terrorismo salió a recordar la memoria de aquéllos que trágicamente perdieron la vida aquél fatídico 11 de Marzo y explicó las razones de este concierto homenaje: “Porque estamos seguros que los asesinados y los heridos tienen derecho a la dignidad, la justicia y con actos como éste, a la memoria. Por sus vidas inocentes, por sus sueños, por sus besos que nos faltan, porque queremos hacerles visibles ante la sociedad, no dejaremos que su segunda muerte sea el olvido”.

Marwan puso su toque de humor ya desde antes de salir. Sólo con la presentación de Benjamín ya nos arrancó una carcajada: “El siguiente artista se caracteriza por ganarse la vida buscándose novia para que le deje y así poder grabar un disco”. Y para cumplir con dicha presentación, interpretó “un día de éstos”.
Zahara rindió homenaje al gran Antonio Vega con “lucha de gigantes” y para que el ánimo no decayera, cambió de tercio con una de su primer trabajo, “olor a mandarinas”.

Poco a poco iba avanzando la noche y pocos quedaban ya por salir. El argentino que fuera cantante de Tequila y de Los Rodriguez, Ariel Rot, aportó su granito de arena interpretando temas como “me estás atrapando otra vez”.

El ganador de un Óscar, Jorge Drexler encandiló al público con “milonga del moro judío”, “polvo de estrellas” y su conocido tema “todo se transforma”.

Y ya para cerrar el evento, aprovechando que era su “treintaytodos” cumpleaños Ismael Serrano interpretó “Papá, cuéntame otra vez”.

Tras su actuación aprovechamos para sacarle los colores y corearle el “cumpleaños feliz”.

Echamos en falta al grupo Stafas, que si bien figuraba en el cartel, no interpretó ninguna canción. Así pues, al final, en total, 12 artistas comprometidos que cumplieron con creces su papel de arropar a las víctimas en su lucha contra el olvido.