Largatija Nick

Ubrurama 2014. El Hangar (Burgos) el 4-04-14

"El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo"

Txt: Francisco Vega
Fotos: Ana Isabel Inclan Bores


 

Lagartija Nick; historia y presente del rock alternativo e independiente de este pais, aptitud y sobre todo actitud liderada por Antonio Arias: visionario de la palabra vinculada a la lírica del rock alternativo.

Se presentaba el grupo en Burgos con su formación original: Antonio Arias (voz y bajo), Juan Codorníu (guitarra), Miguel Rodriguez (guitarra) y a falta de Eric Jiménez (en otras lides en estos momentos) David Fernandez a la bateria, el cuál ya participó con la banda en su etapa intermedia, más industrial y metálica en cuanto a sonido se refiere y que actualmente forma parte del proyecto en solitario "Multiverso" del inquieto Antonio.


 
Venía Lagartija Nick a ofrecernos un concierto basado en sus primeros trabajos; la trilogia mágica de: "Hipnosis", el Padre y comienzo de todo. "Inercia", el Hijo que aprende y supera al padre con sus mejores esencias y consejos, y "Su", El Espirítu Santo que todo lo engloba y se eleva a los altares. Pero también se guardaron guiños a Morente y Val Del Omar.

 

Comenzaron con "Estratosfera", primer tema de su disco "Su" y ese marcado ritmo de bateria, seguida de "Tan raro, tan extraño, tan difícil" y "Ahora", un comienzo espídico y entrelazado sin dirigirnos la palabra. Entonces Antonio saluda y dice: "vamos a hacer unas coplillas..." continuando con temas de "Hipnosis" como: "No lo puedes ver", "Hipnosis" y "Déjalos sangrar" con su ya mítica frase: "El mundo del rock es un trampolín para los mediocres". Suena entonces "Anfetamina" de su gran trabajo "Inercia", tema que en su momento anticipó un cambio de sonido que se vería plasmado en posteriores discos como "El próximo lunes" de "Su", donde se dan y nos dan un respiro lleno de lírica oscura y futurista antes de atacar (y digo atacar por que fueron tres trallazos seguidos, donde la bateria y ese rasgo tan característico de Miguel y Victor Lapido de utilizar el efecto del wah wah con distorsión alargando las notas, se adueñaron del escenario) con "Mecamística", "Yo día y orden" y "Celeste" temas de "Val Del Omar"; Antonio nos dice: "Yo, el nombre de mi hija se lo puse por esta canción". Fué entonces, con estos tres temas cuando se produce el momento de mayor simbiosis con el entorno; estábamos en el "Hangar" (antigua nave de talleres para reparación de trenes, espectacular el foso en el exterior) y el sonido de la etapa más industrial del grupo se fundía con los antiguos muros (ahora ya reformados) de la sala.


 
Se produce el primer guiño a Morente y su disco compartido "Omega" con la canción "Vuelta de paseo", basada en un poema de García Lorca. Respiramos y nos ofrecen un clásico de "Su": "La Curva de las cosas", precioso descanso lisérgico antes de regalarnos otros tres clásicos de "Inercia": "Nuevo Harlem", "Universal" y "Satélite", momento álgido y coros para cerrar el concierto de momento.
 
Regresan a los bises, frescos, calmados; Juan luce ahora camiseta sin mangas, y se gustan como los toreros. Suena "Ciudad sin sueño" de "Omega"; mística y de nuevo Morente en el ambiente. Traca final con dos temas de "Su": "El próximo lunes" y "Usame" para terminar con la instrumental "Sonic Crash" y "Disney World" de su primer disco "Hipnosis".


 
Lo dicho: Letras que se anticiparon a su tiempo cuando nadie hablaba de multimedia, redes sociales y la alienación anónima de estar al otro lado de la pantalla. Melodía y lírica al servicio de unas guitarras poderosas y sobre todo: ACTITUD. 

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas