Marlango
Estival 2014

Hospedería de San Benito. 24-07-2014. Valladolid

Fotografía / Texto: José María Giuseppe / Alberto García

Con gran puntualidad, Marlango salió al escenario del patio de la Hospedería de San Benito, a deleitar con las canciones de sus primeros discos, ante un aforo de algo más de 700 personas. Lamentablemente no se llenó el auditorio, que dado el precio, y la agradable noche vallisoletana que se disfrutó, eran ingredientes muy propicios para disfrutar con este excelente grupo.

Y ahí salieron ellos, con toda su sencillez, sin artificios en el escenario, sin increíbles atuendos, simplemente ellos, con su música y su voz salieron a llenarlo todo, y así fue. Arrancaron con temas de sus primeros discos en inglés, los "clásicos" como "Walking in the Soho", "Hold me tight", y como no, "Madness". Y allí se empezó a calentar un poco el ambiente, un tanto encorsetado, debido a los asientos para el público. Pero los sonidos evocadores del jazz y el blues empezaron a estimular las palmas y los pies comenzaban a llevar el ritmo contra el suelo.

Tanto Leonor Watling, como Alejandro Pelayo recordaban bien el último concierto en la ciudad, hace exáctamente dos años, frustrado por una tormenta impresionante, dentro del mismo ciclo organizado por el Centro Buen Día de la Universidad. Por aquel entonces, nadie imaginó que el Estival fuera a estar pasado por agua, y aún así, Leonor y Alejandro hicieron todo lo posible por continuar, e incluso realizaron pequeños parones cuando más arreciaba la lluvia. Pero fue imposible continuar. Así que este año tocaba compensar al auditorio, con una actuación completa y entregada a unos admiradores, que ya por entonces aguantaron lo que pudieron bajo los paraguas con tal de de seguir escuchándoles.

En esta ocasión, sí que nos ofrecieron todo un repertorio, con "Pequeño Vals", "Once upon a time", "Never trust me", "Dame la razón", "Lo que sueñas vuela"... E incluso su versión de "Semilla negra" de Radio Futura. Hasta que en un momento dado, Leonor y Alejandro se quedaron solos en el escenario, para convertir el concierto en algo más íntimo, y con la voz y el piano, nos regalaron el oído con dos temazos, entre los que estaba una versión de Remedios Amaya, "Vete" donde cualquiera podía comprobar la carga y fuerza de la letra, llevada a los sonidos de Marlango de manera excepcional.

Y con "Shake the moon" llevaron al auditorio al clímax del concierto, con mucha gente puesta de pie, bailando, y totalmente agradecida a la cercanía de este grupo, su entrega, su calidad, y su buen gusto musical. 

Marlango. Estival 2012. Museo de la Ciencia. 26-07-2012. Valladolid

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas