Pedro Pastor.

Jueves 23 de octubre. Sala Music Factory. Salamanca.

Texto: AnaInk
Fotos: Sandra García

El pasado jueves la sala Music Factory acogió el concierto de presentación del nuevo disco de Pedro Pastor “La vida plena”, que lleva grabando desde enero de 2014, y que incluye 12 canciones de rebeldía y amor producidas por Markos Bayón. En formato trío (junto al propio Markos y César Bayón) con guitarra eléctrica, acústica y un set de percusión muy completo (cajón, platillos, derbuka, etc) hicieron pasar un buen rato a todos los asistentes.

El público, mayoritariamente femenino y joven, se metió mucho en el concierto, participando, cantando las canciones, dando palmas y arropando al artista en todo momento.


Pedro nos contaba antes del inicio de cada canción el porqué de la misma creando una conexión increíble entre los asistentes y el grupo, transmitía confianza con cada palabra de su potente voz. Es muy majo y agradable y quedo más claro aun cuando al finalizar el concierto cuando cogió una cámara de entre el público y se hizo una foto con todos los asistentes y una luego con el propietario de la cámara y sus acompañantes, y luego dedicó tiempo a firmar los ejemplares de su disco y hacerse fotos con sus seguidores.

La sala no era muy grande, pero entraron todos los asistentes sin ningún problema, llenándola. Se escuchaba bien en todo el local aunque hubo algún problema técnico con uno de los cables de las guitarras, que aunque tardó en solucionarse, dio pie a una pequeña improvisación musical que arrancó varias risas entre el público.

La banda la componían principalmente tres personas (Pedro, Markos y César) aunque a lo largo del concierto subieron también al pequeño escenario los padres de Pedro (Lourdes y Luis), en otra canción se quedó solo Markos, también se animó el poeta Suso Sudón, y en la última (formando ya parte del bis que pedía el público a gritos) subieron todos los anteriores a la vez.


En cuanto al orden de las canciones, abriendo el concierto comenzó a sonar la canción que da nombre al disco La vida plena, seguida de Verde Selva, conocida por todos. Los del 94 y Creer-Soñar dieron paso a Mi anarquía, con la colaboración de Lourdes, madre de Pedro, haciendo la voz femenina de la melodía.

El ritmo subió con Ayer también fue hoy, canción con la que es inevitable mover los pies siguiendo el ritmo, y A. junto a Suso Sudón y Luis Pastor creó una atmósfera increíble y sobrecogedora. Suso permaneció en el escenario para Viva la libertad/Sólo los locos, una mezcla de música y poesía única. Vértigo/La raíz se mezcla con Pedro recitando a solas en el escenario “Harto” en un despliegue de rebeldía y palabras que todo el mundo debería tener presentes, antes de arrancarse a tocar En braile ya con la guitarra.


A continuación fue el momento de Markos Bayón, que tuvo la oportunidad de presentar uno de sus temas mientras Pedro descansaba la voz (venía con un resfriado) antes de interpretar Prometí volver, La puerta abierta y Renacimiento.


Los bises no se hicieron esperar y uno de los momentos más intensos de la velada lo protagonizaron los padres de Pedro al interpretar junto a él Libertad. La última canción en sonar, toda una declaración de intenciones fue No te lo crees ni tú.


El ambiente en todo momento fue cálido y agradable, y personalmente disfruté mucho en el concierto y en la próxima oportunidad que tenga volveré a escucharle en directo.

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas