RONI'S HOT ACES

Rockin' Chair Bar. 12 de julio de 2014. León

 

Texto y fotos: Flucho Wop

Después de varios meses en el ostracismo y sumido en periplos laborales, retomo mi afición por los conciertos y el entretenimiento de relatarlos; ésta vez haciéndolo desde las matemáticas básicas y concretamente de la intersección de conjuntos.

Dibujad uno llamado R’n’r, otro Swing, otro Jazz, otro Blues y otro pequeñito llamado “gran voz rayando en la lírica”. Donde se juntan todos esos conjuntos llamadlo Roni’s Hot Aces, la banda de Verónica Costilla; con nueva formación de trío clásico y en formato casi acústico aterrizó en León el pasado sábado 12 de Julio en el Bar Rockin’ Chair para ofrecer un concierto baile vermú repleto de temas de lo más variado.

.

 Verónica Costilla, natural de León, a la voz,  Borja Cortés a la batería, Oscar Sánchez al contrabajo y Juan Nieva a la guitarra llenaron el escenario y lo digo literalmente porque era muy reducido, algo que no impidió que ofrecieran un buen repertorio que incluyó “All of me” clásico del jazz que interpretaron entre otros Sinatra y Billie Holiday, “Mercy” de los Collins Kids, Bigelow 6-200 de Brenda Lee, Crawfish de la película King Creole, “Two blue devils” de Dusty Brooks & His Tones, uno de los temas en los que Verónica se gustó y desplegó todo el registro de voz que tiene, además de “Rockin’ gypsy”, instrumental de Joe Maphis para lucimiento de los músicos que la acompañaban, “Them there eyes” de la Dillard o “I want you to be my baby” de Lillian Briggs.

.

Ni el calor ni el hecho de haber actuado esa noche anterior en Gijón les hizo flojear y se alargaron tema tras tema (alguno nuevo como “No fear”) hasta cerrar el show con el socorrido “Tough lover” y “The Man with the hex” de The Atomic Fireballs.

Concierto lleno de ritmo, con poca afluencia, también por lo reducido del local, pero ciertamente con menos acogida de la que merecen.

Mencionar que el batería se dejó el bombo en casa para cambiarlo por una caja haciendo la percusión más acústica para esta ocasión. Buenos músicos y una gran voz. Eché de menos un saxo como en aquel concierto del Big Rumble hace unos años; pero eso es otra historia.

,

Saludos!, he vuelto…..

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas