16 de Agosto

Ultimo y definitivo, 16 de Agosto. Otra vez levantándonos temprano para acudir a la Plaza del Trigo. A acompañar a los asistentes al festival, al almuerzo que ofrecen las peñas y las bodegas de Aranda.  Y desde la plaza del Trigo sale música. En primer lugar Maryland, y más tarde Sexy Zebras, que terminarían de embrutecer a los asistentes, con un solo de guitarra levitante, entre las manos del publico.

El cansancio empezaba a hacer mella en nuestros cuerpos, y la rueda de prensa de El Columpio Asesino, fue muy rápida, y escueta, parece que no tenían un buen día, la pareja de músicos. Diremos que fue una rueda de prensa fugaz.


Y, en esto, cae el sol muy oportunamente para que salga Nacho Vegas.Morador de un planeta distinto al de Raphael, gran estrella de Sonorama Ribera 2014, el asturiano se diferencia del jienense en muchas cosas, desde luego. Por ejemplo, aunque ambos son artistas comprometidos, Raphael lo es con su público y Nacho con su propia creación. Dejemos al margen, en ambos casos, personaje y rumorología. Nacho Vegas no entona bien y lo sabe. No se mueve ni hace concesiones al espectáculo. Formalmente, sus temas tienen el rumbo abierto de aquellos de Bob Dylan: dependen, en último caso, de lo que sus versos demanden. Por ello, pueden terminar siendo piezas al estilo más o menos pop o letanías en bucle intenso. Hay pocos cantautores genuinos y personales, seamos sinceros, y no hay otro Nacho Vegas.

Nacho Vegas es también invitado de Duncan Dhu, con quienes comparte guitarrista (Joseba Irazoki) para cantar Entre salitre y sudorLos Duncan son el dúo de Mikel Erentxun en solitario, porque Diego Vasallo sigue faltando en sus conciertos, aunque todos los músicos que hay en el escenario son soberbios. De ahí el llamativo arreglo swing de Jardín de rosas, que despunta entre otros pilares de la formación donostiarra. Como con Amaral, como ocurre indefectiblemente con lo popular, el público del festival disfruta el bolo profesional e implicado de Duncan Dhu, o más bien de Erentxun cantando, en buena forma, aquel repertorio. En algún lugar es otra de las más coreadas, hasta el colofón con Cien gaviotas.
Después nos trasladaríamos al escenario Castilla y León es Vida, con la actuación de Grises. Eran los primeros en darle a un ambiente más discotequero. Los hermanos Gaztañaga es un ciclóm con muchísima actitud sobre el escenario, Amancay se multiplica en el escenario para enloquecer al respetable, menuda forma física y menudo poker de hits tienen, “Plástico Eléctrico”, “Wendy”, “Espiritu Libre” y “Animal”. El quinteto venia con el reciente Animal bajo el brazo, y como ya hemos mencionado antes, demostraron mucho arrojo y energía. Para nosotros, lo mejor de la noche, y el extremo opuesto a lo que anteriormente había ocupado este escenario.


Para finalizar nuestras crónicas y nuestro Sonorama, tocaba el turno de El Columpio Asesino. Fue un concierto del que no somos capaces de destacar algo que nos pareciese superior al resto. Solamente hubo un detalle, Nacho Vegas. Salió a cantar “Toro” en un acto que me parece menospreciar a los asistentes. Si bien antes hemos comentado que se fija más en sus creaciones, en este caso restó a la actuación de El Columpio Asesino, puesto que se confundió en la letra, no quiero cuestionar su estado en el escenario durante esta actuación, nota amarga para finalizar el Sonorama.

Una edición más del Sonorama llegaba a su fin. Esperemos estar presentes el año que viene y disfrutar  de otro gran festival como este.

@Rub23en y @muci15

Fotos: Chusmi, Hipsterian Circus y Mindies

 

Miércoles 13 ::: Jueves 14 ::: Viernes 15 ::: Sábado 16

 

sonorama en cylcultural

2002 2004 2005 2008 2009 2010 2011 2012. 2013

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas