Viernes 15

Viernes 15 de Agosto, penúltimo día del Sonorama. Tocaba el turno para viejos conocidos en la plaza del Trigo. Preferimos denominarlo, La mañana en la que la Plaza del Trigo se convirtió en un mega-karaoke. Las opciones en el Sonorama son tantas y tan variadas, que a menudo es muy difícil elegir. La mañana del viernes nos vuelve a plantear dudas, pero como disfrutamos tanto el acústico de Jay Malinowski. En esta ocasión, el turno en los Showcases de Meetinarts es para la formación francesa Exsonvaldes. Los parisinos son la penúltima banda programada en esta edición en el escenario Castilla y León es vida y estarán tocando en eléctrico a las dos de la madrugada del sábado, pero a nosotros cuando nos van a conquistar va a ser el viernes. La cosa no es tan intimista como un día antes; esta vez hay bastante más gente y el set, aunque acústico, resulta muy enérgico. Empiezan con “Let go” y les sobra media canción para meterse a todo el mundo en el bolsillo. “Guns” y “Action”, que le siguen, no hacen sino confirmar las buenas sensaciones. La banda alterna el inglés y el francés, idioma en el que está “una canción que habla del tren del futuro,” como explica en castellano su cantante Simon al presentar “L’aèrotrain”. Todo lo que suena está incluido en su último largo –el cuarto-, Lights, salvo “Lali” (There’s no place like homes, 2010). Tras tocar los otros dos temas en francés incluidos en Lights, “On n’a rien vu venir” y L’inertie, anuncian despedida con “Days”, que se convierte en una auténtica fiesta. Pero al terminar, parece que les quedan ganas de más y ofrecen tocar una en la calle que, al final, termina siendo dentro de la sala, con ellos en mitad de la pista, Simon voz y guitarra y el resto -Antoince, Cyrille y Martin- a los coros y todos nosotros disfrutando a su alrededor.

Empieza a llegar mucha más gente y es que el grupo que toca a continuación está subiendo como la espuma, llegando cada vez a más gente y cosechando buenas críticas. No son otros que la banda murciana Perro. Los jóvenes murcianos abren su actuación con “Gran ejemplo de juventud” tema que también abre su disco Tiene bacalao, tiene melodía. La euforia se desata en la plaza desde los primeros acordes y es que estos muchachos han conseguido algo difícil en un panorama tan saturado, sonar diferentes. Podrán gustar más o menos sus letras o sus ritmos, pero bastan unos pocos segundos de un tema suyo para identificarles. Los gritos de “Escenario principal, escenario principal” empiezan a sonar pronto mientras los murcianos hacen bailar a toda la plaza con temas como “¡Viva el Porras!”, “Catán” o “La Reina de Inglaterra”. Los gritos de “Escenario principal” se repiten ante lo cual la banda contesta “¿Es que hay algo más principal que esto?” seguido de una gran ovación, para después despedirse por todo lo alto con “Chino, Tío”.

Al relevo de los jóvenes murcianos salta  a escena Correos, formación donostiarra  que abre su actuación con “Cuando amanezca”, un tema que va creciendo hasta llegar a un estribillo potente “… tu eres el arma, yo soy la diana…” que hace que la gente se ponga a saltar. Pasados un par de temas la banda agradece a promotor arandino el que los llevase a la localidad el pasado invierno, ya que gracias a eso Javier Ajenjo les vio y eso desembocó en su concierto en la Plaza del Trigo. La formación se caracteriza por un directo potente pero sin descontrolar y por unos temas pegadizos con letras directas como “Incendiario”, “Animal Salvaje” o “Aspirantes”, que conectan con el público y hacen que la Plaza del Trigo baile y salte al unísono. Después de “Calles llenas de gente vacía” –el segundo single de su último trabajo- anuncian que van a entrar al estudio de nuevo y que esta vez lo van a hacer en Aranda de Duero, noticia que es recibida con aplausos. Para la despedida invitan a Fermín Muguruza y Tania de Sousa al escenario e interpretan “8mm”, tema que cierra su último disco, y con el que la banda y sus invitados entran en un ambiente de desenfreno que tarda poco en contagiarse a al público presente.


Parece que ha acabado todo pero hay rumores de sorpresa y hemos visto subir instrumentos antes de la actuación de Correos que no eran suyos, así que no nos movemos. Sale Javier Ajenjo acompañado de un joven y se dirige al público “Era imposible coger a uno de cada ciudad de la que venís, así que este es Mijail, que viene de Moscú y os representa” entonces le da una camiseta conmemorativa del Festival. Pero no queda ahí la cosa, Ajenjo vuelve a dirigirse al público “Una banda cumple años hoy y os quiere hacer un regalo” a lo que público responde con aplausos y gritos. Entonces sale a escena Niños Mutantes. Juan Alberto se dirige a los asistentes “¿Nos visteis ayer”?” ante la sonora respuesta afirmativa contesta “Pues vamos a hacer versiones” y los granadinos se lanzan con “Bienvenidos”. Hace calor y hay hambre, pero a nadie le importa, la mayoría de la gente sigue en la Plaza del Trigo bailando como si no hubiera un mañana. El set list de versiones incluye temas de todos los estilos: “Amigo” de Roberto Carlos, “Nadie te quiere ya” de Los Brincos, “Electricistas” de Fangoria, “Enjoy the silence” de Depech Mode, por poner unos ejemplos. Dicen que no quieren irse sin hacer una de su grupo favorito de todos los tiempos e interpretan “Where is my mind?” de Pixies. Abandonan el escenario entre aplausos y vítores que piden más, así que vuelven a salir e interpretan “Errante (Canción Mutante)”, para la que Juan Alberto pide ayuda porque dice no tener ya voz. Se vuelven a ir, pero hay una petición de Javier Ajenjo y los granadinos gustosos le complacen, vuelven al ruedo haciendo que suene por tercera vez en el Sonorama Ribera “Como yo te amo”. La Plaza del Trigo se transforma en un karaoke y así termina la mañana, por todo lo alto con todo el mundo cantando a pleno pulmón.


La tarde de Viernes comenzamos acudiendo a sendas ruedas de prensa, primero Fuel Fandango y después Amaral. Nita y Ale de Fuel Fandango entran sonrientes a la Sala de Prensa. Durante el turno de preguntas hablan de su paso por la Plaza del Trigo, un concierto que recuerdan “con mucho calor y con poca gente al principio, pero que según íbamos tocando se iba acercando más gente hasta llenar la plaza”. También hablan de su experiencia internacional y relatan su sorpresa al encontrarse gente en las primeras filas en Alemania cantando sus canciones.

Con unos minutos de retraso comienza la rueda de prensa de Amaral. Ante Eva y Juan, multitud de medios con preguntas algo manidas (¿Cuándo sale el disco? ¿Cómo se llama el disco?) y desencaminadas, porque aluden a la entrada de Amaral al circuito festivalero con la cita de hace 3 años en Sonorama (pocos recuerdan el paso de los maños por festivales como Espárrago Rock, Ecopop,…), aunque ellos responden con naturalidad y paciencia. Cuando nos hacemos con la palabra optamos por preguntar algo diferente: su disposición a hacer algo parecido a los granadinos Lori Meyers y programar una serie de conciertos dedicando cada uno exclusivamente a un disco -4 noches fueron para los de Loja, 7 necesitarían ya los maños-. Ambos se muestran sorprendidos, parece que no tenían noticia de ello, y Juan se lanza a asegurar que le parece buena idea, pero que siempre les gusta más tocar lo último. Además según cuenta “precisamente el otro día estuve reescuchando el primer disco y hay unas guitarras grabadas por Álvaro Urquijo con una 12 cuerdas que si recuperamos ese tema tiene que ser así”. También afirma que para poder hacer eso tendrían que meterse al local de ensayo y reaprendérselas. “O también podemos tocar las de los Lori,” bromea Eva. Preguntados por el set acústico que incluían antes en sus conciertos, Juan anuncia que esta noche lo van a recuperar abriendo así su actuación, ante lo que Eva le dice en tonillo de regañina “Pero no lo cuentes, hombre”. “Ah, pues lo cambiamos,” contesta Juan. Terminan con el brindis de rigor y se retiran para prepararse para su concierto.


Cuando salimos de la rueda de prensa, Jack Knife estaba dando sus últimos guitarrazos, y por supuesto no pudimos acudir a ver a los vallisoletanos SIE7E, los cuales este año presentaban su EP, Globos de Helio. Hablando con los músicos un poco más tarde, nos comentaron que fue un buen concierto en el que contaron con la presencia detrás del escenario, de su productor Martí Perernau, acutal cantante de MUCHO, y de la mirada intensa de Ricky Falkner.

La siguiente actuación de la que seriamos participes fue en el Escenario Ribera del Duero y nos teletransportamos a “2502” con Second. Para la ocasión vienen acompañados de una pequeña sección de orquesta, bautizada como Orquesta 2502, además de un chico uniformado como los guardias de su videoclip. Gracias a contar con la Orquesta 2502 entra en el repertorio “Más suerte”, uno de los temas que más nos gustan de la banda y que con los arreglos de la orquesta alcanza su máximo esplendor. Después del momento tranquilo con “Más suerte”, comienza una subida frenética alternando temas movidos de sus dos últimos discos de estudio -“Las serpientes”, “Rincón exquisito”, “Lobotomizados”,…- que hacen que el público cante y baile, entregado totalmente a los ritmos de los murcianos. El tiempo pasa volando y cuando queremos darnos cuenta se están despidiendo con “Rodamos” y Sean Frutos retoma para la ocasión la costumbre de subir al andamiaje lateral del escenario. Queda patente que “Rodamos” es siempre una buena elección para cerrar por todo lo alto un concierto, consiguiendo un gran ambiente festivo.

Entre medias nos fuimos rápido para asistir a un pequeño trozo de concierto de otros vallisoletanos que tocaban en la carpa. Cosmic Birds, presentaban su disco The Solstice, por primera vez en directo. Simplemente fue un concierto especia, volvían con su nuevo disco y con su nueva formación. La gente salió encantada del bolo, y hasta ellos mismos dijeron que fue un concierto especial.


Volviendo al Escenario Castilla y León es vida nos encontramos a Depedro. En esta ocasión Jairo viene acompañado por Lucas Álvarez (guitarras y teclado) y Andrés Lewin (batería y bajo). El trío ofrece un directo con muy buen sonido y bien recidibo por el público, aunque el setlist escogido es algo tranquilo, sonando temas como “Hombre bueno”, “Te sigo soñando” o “Tú mediodía”. Al sonar “Nubes de papel” al público le cuesta un poco reaccionar y entender el pie que está dando Jairo para que hagan esa segunda voz a modo de eco durante las estrofas, por lo que se desluce uno de los momentos que más nos gustan de los conciertos de Depedro. Antes de despedirse dan las gracias a El Hombre Gancho por dejarle el afinador y se lanzan con un “agarrao”, la cumbia “El pescador”.


Llega el turno de Amaral. Más allá de polémicas sobre lo “indie”, los de Zaragoza tienen unas calidad musical indiscutible. Abren con “Ratonera” en acústico tal cual habían anunciado en la rueda de prensa. Nos encanta como suena, Eva y Juan solos en escena y una guitarra, con los dos cantando en el mismo micro, un momento de los de poner el vello de punta. A pesar de ser una canción que todavía no está en ningún disco, mucha gente la canta de principio a fin. Después, ya con el resto de banda, se lanzan con “Kamikaze” -precedida de una buena introducción instrumental, con Eva al theremin- y “El universo sobre mí” -con esa armónica que es espectacular-. El concierto alterna temas de toda su trayectoria, “Hoy es el principio del final”, “Como hablar”, “Hacia lo salvaje”, “Salir corriendo”… y también incluyen dos adelantos más: “Unas veces se gana y otras se pierde” y “Cazador”, temas que están todavía en elaboración y pueden cambiar hasta de título antes de que llegue el momento de la grabación. Para el tramo final de la actuación se reservan “Estrella de mar” y “Revolución” con fragmento de “Héroes” y cierran con “En sólo un segundo”. Para quien escribe estas líneas era la tercera vez que veía a Amaral este año y es la primera vez que puedo decir que no terminaron de llegarme. Y decir eso me da miedo. Y hay quien pueda pensar que tres veces en un año es mucho. Pues para mí no. Si un grupo te llega, “te toca la patata” de verdad, consigue conectar contigo, da igual las veces que lo veas, porque siempre lo disfrutas. Y es que cada vez que he visto a Amaral, en mayor o menor medida me han hecho saltar, cantar, emocionarme, gritar,… y esta vez ha sido diferente. ¿Sería el cansancio? ¿El frío? ¿Una mala noche? O a lo mejor somos nosotros, que le exigimos más a Amaral que a otros grupos. Habrá que esperar a la próxima vez para comprobarlo.


Cambiando de escenario nos encontramos con uno de los grupos que más fuerte ha subido en el último año, León Benavente. Los ingredientes del éxito son desconocidos, pero unas buenas canciones con letras curradas y lograr defenderlas en directo sonando siempre bien ayuda bastante. En el setlist apenas cambios, pero teniendo solamente un largo y un EP tampoco es que se pueda estirar mucho, sobre todo cuando hay temas que la gente siempre quiere escuchar y cantar como “Estado provisional”, “Las ruinas” o “Ánimo, valiente”. Según Abraham Boba, “para este grupo prácticamente todo empezó en este mismo escenario hace un año”. El concierto como suele ser habitual, un éxito, todo el mundo entregado en cuerpo y alma, y como no podía ser de otra forma, terminando con un frenesí máximo en el cierre con “Ser brigada” con la colaboración de Cristina Martínez de El Columpio Asesino.


Si León Benavente está saboreando las mieles del éxito, la banda que le sucede en el otro escenario no se queda atrás. Se trata de Izal, otra banda que arrasa allá por donde va colgando el cartel de “sold out”. El año pasado asistimos a su concierto en la Plaza del Trigo y lo recordamos como algo brutal; el ambiente, la gente bailando y cantando, Protección Civil regándonos… Ahora llegaba el momento de ese escenario principal que tanto se pide en la plaza. Los chicos de Izal salen con energía y abren con “Hambre”. El público enloquece con ellos desde los primeros acordes y se entrega de lleno a bailar y cantar temas, transformando el concierto en un multitudinario karaoke. Mikel quiere aprovechar la ocasión para recordar que la primera oportunidad festivalera vino de la mano de Sonorama en 2010. La gente responde con aplausos y vítores. El concierto es una fiesta absoluta, suenan temas como “Agujeros de gusano”, “Palos de ciego”, ”Magia y efectos especiales”… Así que, a pesar de llevar puesta la ropa de “por si hace frío”, optamos por retirarnos a nuestro alojamiento para meternos debajo de la manta hasta el día siguiente, aunque eso supone perdernos a un grupo que nos encanta, especialmente en vivo y en directo, Fuel Fandango.

@Rub23en y @muci15

Fotos: Chusmi, Hipsterian Circus y Mindies

 

Miércoles 13 ::: Jueves 14 ::: Viernes 15 ::: Sábado 16

 

sonorama en cylcultural

2002 2004 2005 2008 2009 2010 2011 2012. 2013

 

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas