Ultimo Tributo

Tributo a El Último de la Fila

1 de febrero de 2014. Sala Porta Caeli, Valladolid

Texto: J.J. Gil
Fotos: Manuel Doval

 

Desde tierras catalanas nos visitó El Último Tributo, banda que hace un homenaje al grupo  El Último de la Fila y al cantante  Manolo García durante su carrera en solitario. Este tipo de grupos, que tanto proliferan actualmente, se dedican a hacer un recorrido por la historia musical de un conjunto o artista, rememorando momentos únicos, y a veces lejanos e irrepetibles, de los que en muchos casos ya no se pueden disfrutar al haberse producido una disolución de la formación original.

En esta ocasión se tributaba a El Último de la Fila (1984-1998), grupo emblemático de gran éxito que se caracteriza por su gran cantidad de registros sonoros y a los que daba vida principalmente Manolo García y Quimi Portet. Para la ocasión se presentaron Luis Sánchez a la voz, Javier González a la guitarra, acompañados por Richard Castillo a la batería, J.J. Marquez a los teclados, Francesc Moreno al bajo y Calderón a la guitarra flamenca.


Desde los primeros acordes del concierto, con el tema “Sara”, la sala se convirtió en un lugar de recuerdo y nostalgia. Toda la gente coreaba las canciones y saltaba con entusiasmo (como si se encontrasen ante la propia banda original). A todo esto acompañaba la buena puesta en escena, principalmente con Luis y Javier que hacían recordar a los originales. La voz impresionante, el sonido de lo mejorcito que he oído en la sala Porta Caeli y el público cada vez más entregado, sobre todo según iban cayendo hits como “Lejos de las leyes de los hombres” o “Querida Milagros”, ya en la parte inicial del concierto. Se fueron sucediendo los temas y de manera cíclica seguían cayendo la perlas de Manolo García, cuando de manera consecutiva sonaron “San Fernando” e “Insurrección”, momento en el que la banda abandonó el escenario, aunque todos sabíamos que tenían que volver a interpretar, por lo menos, “Huesos”. Y así sucedió: se colgaron de nuevo los instrumentos, Luis siguió sudando la camisa y volvieron a arrancar con los cortes “Como la cabeza al sombrero” y “Huesos”, momento álgido del concierto con banda y público en una armonía completa.

Cuando pensábamos que el concierto rozaba ya el final nos deleitaron con “Abre la Puerta”, canción de los andaluces Triana y que Manolo García solía interpretar en sus recitales en solitario. En ese momento Calderón hizo sonar su guitarra flamenca, a la que se unió el vozarrón de Luis y a continuación toda la banda. Un broche genial para una noche de nostalgia en la que la calidad del original y el tributo estuvieron a la par. Realmente me sorprendió y al público, en general, le llegó a lo más hondo.


En conjunto, el grupo presenta un repertorio muy cuidado y armónico con el que sabe seguro que no puede fallar. Cualquier seguidor de El Último de la Fila, o de aquellos que han vivido o recordado los años 80 y 90, conoce los temas ya que han sonado en todos los puntos de la geografía con bastante asiduidad.


Hay que apuntar que para el espectáculo se eligen diversos cortes con representación de todos sus elepés publicados. Del disco “Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana”: Dulces sueños, Loco de la calle y Querida milagros, de “Enemigos de lo ajeno”: Lejos de las leyes de los hombres, Insurrección y Aviones plateados, de ”Como la cabeza al sombrero”: Sara, En los árboles, A veces se enciende, Llanto de pasión y Como la cabeza al sombrero, de “Nuevas Mezclas”: No me acostumbro, de “Nuevo pequeño catálogo de seres y estares”: Canta por mí y Cuando el mar te tenga, de “Astronomía razonable”: Lápiz y tinta, Como un burro amarrado a la puerta del baile, Mar antiguo, Cosas que pasan y Vino dulce. En cuanto a los temas elegidos durante la carrera en solitario de Manolo García hay que apuntar San Fernando, Pájaros de barro y Vendrán días.

y el público entregado

     

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas