VALLADOLID LATINO 2014

Sábado 7 de junio de 2014. Plaza de Toros de Valladolid

LAURA PAUSINI, ANTONIO OROZCO, CARLOS BAUTE,
PABLO LÓPEZ y JAIME VALENTÍN

 

Fotos y texto: José María Giuseppe/Laura Suárez.

El Valladolid Latino resiste... A pesar de celebrarse de nuevo donde podría haber recibido su "estocada". Es cierto que va bajando el número de asistentes, pero 4000 espectadores tampoco es una cifra para menospreciar. Ya van 9 ediciones y eso va mermando las opciones de cartel sin repetir. No olvidemos que se trata de un festival con pretensiones internacionales y no debe ser sencillo cuadrar y acordar fechas/cachés con artistas que en pleno junio están de gira por medio mundo. Aún así, para los amantes de este tipo de ambientes ha debido ser una buena oportunidad ver a Laura Pausini y a Antonio Orozco en una misma velada. Podríamos también nombrar a Baute, pero creo que el extriunfito Pablo López se lo merendó con patatas. Permítaseme la expresión.



Y es que reconozco que tenía mis prejuicios ante este malagueño al que recordaba encararse ante Risto Mejide. Pues le ha debido sentar bien todo aquello ya que talento no parece faltarle y ha defendido muy bien y con bastante empatía con el público su disco "Once historias y un piano". Un piano del que no se separó ni cuando apareció junto a él Georgina, venezolana "adoptada" por Madrid, para interpretar "Tengo que decirte". Pero antes había arrancado su concierto con "Trece" para seguir desgranando temas de su disco que tan buena acogida está teniendo. Incluso se atrevió con el emblemático "Show must go on" para encadenarlo con "Vi", otro de sus singles destacados y con el que se despidió de un público al que logró arrancar palmas, coros y fiesta.



Previamente y como anfitrión, Jaime Valentín tuvo la difícil tarea de arrancar, con puntualidad británica a las 19:00 esta nueva edición del festival. Su rumba fresca y alegre era desde luego la mejor forma de hacerlo. Con una plaza que aún no presentaba el máximo aforo de la noche y con la luz típica de esa franja horaria (algo que desluce la iluminación artificial de cualquier evento) Jaime y su banda pusieron todo su empeño en tejer (de casta le viene al galgo) una buena actuación en los apenas 30 minutos que tenían asignados. Agradecido y con un sector del público que le es fiel se despidó feliz por esta gran oportunidad.


Eran ya las 21:00 y la luz natural iba cediendo protagonismo a los focos y robots del escenario cuando saltó al ruedo Carlos Baute. Sí, aquí he pecado de poco original con el simil taurino. Un Baute que comenzó muy flojo en cuanto a entrega y pasión. Y eso que lo hizo con "Colgado en tus manos", un tema que hemos escuchado hasta la extenuación. Arropado por un buen cuerpo de baile. No el suyo, me refiero a sus bailarines, aunque es innegable que este venezolano levanta pasiones. Como decía, flojo, escondido tras sus gafas de sol y el apoyo de esos bailarines. Incluso me atrevo a afirmar que los primeros temas fueron playback. Lo de andar continuamente con tanto viaje y jetlag ha podido pasarle factura. Si bien es cierto que luego ya pudimos verle con mucha mayor entrega, nos ofreció toda su artillería pesada de éxitos: "Quién te quiere como yo", "Amarte bien", "Lo que tú quieres yo quiero", " Te regalo", "Dame de eso", ... También pudimos ver otra sorpresa en forma de dúo con Sergio Contreras y su "Ay mami". Rozaban ya las 22:00 cuando se despidió, de nuevo, con "Colgando en tus manos".


La noche ya se ha apoderado por completo de la plaza, que ya presenta ese medio aforo, escaso pero como decíamos al inicio, de agradecer. Y con ese escenario engalanado con los juegos de luces comienzan a sonar los acordes de "Temblando". Antonio Orozco viene dispuesto a darlo todo y dejarse la voz. Esa voz que parece que se vaya a romper pero siempre aguanta. "Toda mi verdad", "El viaje", "Eres", "Te esperaré", "Qué me queda", ... Alternando clásicos de su repertorio con temas de su último disco "Dos orillas". Como bises, un dueto con Pablo López al piano y "Estoy hecho de pedacitos de ti". Orozco consiguió levantar al coso con su entrega y energía. Lo mínimo que se le puede pedir a un artista hacia ese público que se esfuerza en comprarse su entrada para disfrutar y apoyar la música en directo. Antonio es el ejemplo de artista que gana en directo y en vivo.


Rozando la medianoche, el escenario se llena de blanco. El color elegido para el vestuario de bailarines y de la propia Pausini. Laura Pausini, la gran dama italiana del pop, salió radiante. Quizá su estado personal se vea reflejado y nos alegramos por ello. Ese blanco que podría ser un guiño al título del tema con el que abre su concierto, "Limpio", pero en esta ocasión no hubo dueto con Kylie MInogue, algo previsible. Veinte años celebra la italiana en el mundo musical, 21 ya para ser exactos. Y su participación en este festival, en el que ya estuvo en 2009, ha supuesto un buen colofón.

Fans venidos de todas partes, con camisetas y pancartas, disfrutaron de su simpatía y potente voz. Sin duda, junto con Orozco, los grandes protagonistas de la velada. Como nota curiosa la versión salsera de su hit "Se fue". Y dos anécdotas que reflejan el carisma de Laura. Durante la segunda canción, una chica se desmayó muy cerquita del escenario y ante la rápida actuación de la seguridad y de Cruz Roja, ella no dudó en mandar parar a sus músicos para interesarse por la joven. Incluso quiso charlar con ella, pero lógicamente la fan no estaba en situación de saber muy bien dónde estaba y tuvo que ser atendida fuera del recinto. Y al final, finalizado el festival y pasadas la 1h30 de la madrugada, cuando el público ya abandonaba la plaza, ella no dudó en salir de nuevo al escenario a saludar a sus fans de las primeras filas, que quizá ya preveían este hecho y por eso se resistían a irse. Como premio se llevaron un tema extra a capella y con una Pausini arropada por un batín negro bordado con su nombre. Buen detalle.


¿Qué nos deparará el Latino 2015? Veremos.

 

 

 

 

valladolidlatino 2013 . valladolidlatino 2012 . valladolidlatino 2011 .

valladolidwebmusical/cylcultural******crónicas